El Metrobús de Puebla es el proyecto de transporte público al que más recursos a fondo perdido ha destinado el Banco Nacional de Obras (Banobras) en el país, al sumar 3 mil 499 millones de pesos para la ruta 1 en operación y la 2 que actualmente se construye.

Los recursos obtenidos por el proyecto local superan a sistemas de traslado de pasajeros similares que se han realizado en los estados de México, Guerrero, Baja California, Nuevo León e Hidalgo, sin embargo el poblano tiene la tercera tarifa más alta para los pasajeros.

En junio de 2013, la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTM) consideró que la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA), mejor conocido como Metrobús, se ubica entre los tres peores sistemas de Autobuses de Tránsito Rápido (BRTs, por sus siglas en inglés), de los ocho que ya existen en distintas ciudades del país.

Quedan en Puebla 26 de cada 100 pesos para BRTs en el país

La construcción del sistema RUTA o Metrobús de Puebla ha absorbido 26 de cada 100 pesos que Banobras, a través del Fondo Nacional de Infraestructura (FONADÍN), destinó para ejecutar nueve proyectos similares en seis distintos estados de la república.

Para los nueve proyectos la federación encausó un total de 13 mil 486 millones de pesos, de los cuales, a Puebla se etiquetaron 3 mil 499 millones, cifra que equivale a un 26 por ciento del monto global. 

El financiamiento con el que la entidad poblana ha contado se destinó al corredor BRT Chachapa – Tlaxcalancingo, de 18.5 kilómetros de longitud, al que se le etiquetaron recursos por 1 mil 464 millones de pesos, así como a la línea Cuenca Norte-Sur, con un presupuesto de 2 mil 35 millones, para un recorrido de 19.7 kilómetros.

Es necesario precisar que los recursos para la segunda línea –que actualmente se encuentra en construcción sobre la avenida 11 Norte-Sur- también contemplan el corredor de la 16 de septiembre y el bulevar 5 de Mayo, sin embargo está etapa no se ejecutará durante la actual administración estatal –que concluye en 2018- por falta de recursos, según comentó en agosto pasado el gobernador Rafael Moreno Valle.

Debe recordarse que el dinero que eroga la federación se complementa con inversiones estatales.

 

 

Troncales de otros estados, con menos recursos

Mientras tanto, a entidades como el estado de México, se han destinado recursos por 3 mil 57 millones de pesos, de los cuales mil 903 millones fueron para la línea BRT Chimalhuacán – Nezahualcóyotl – Pantitlán, y 1 mil 127 para la ruta Ciudad Azteca –Tecamac, que suman 35 kilómetros de longitud.

Para el troncal Acapulco Ciudad Renacimiento – Centro en Guerrero, que cubrirá un recorrido de 17 kilómetros, la federación etiquetó 1 mil 867 millones.

Al corredor Tijuana, Puerta México – El Florido  en Baja California, cuyo trayecto es de 15.1 kilómetros, se destinaron 1 mil 780 millones.

En esa misma entidad el proyecto Línea Exprés 1 de Mexicali requirió recursos por 713 millones de pesos. El recorrido del troncal se hará a lo largo de 18 kilómetros.

Para el proyecto de la línea Monterrey BRT Lincoln - Ruiz Cortines en Nuevo León, que recorrerá 30 kilómetros, se reportaron recursos por mil 713 millones de pesos.

Para la línea Tuzobús BRT Pachuca Centro – Téllez  en Hidalgo se destinaron 857 millones de pesos, mientras que su trayectoria es de 16.5 kilómetros.

El pasaje de Puebla, el tercero más caro

Pese a contar con el financiamiento más alto, el Metrobús de Puebla tiene la tercer tarifa de pasaje más alta, pues esta es de 7.5 pesos, mientras que líneas como las de Hidalgo y el estado de México cobran 7 pesos.

La tarifa más barata la tiene el sistema de transporte de Guerrero, pues cobra seis pesos,  mientras que las dos más elevadas son las de Tijuana y Mexicali en Baja California, con 9.5 pesos y 11 pesos, respectivamente.

Cobros en efectivo, falta de unidades, entre los problemas

Desde su inauguración en enero de 2013, el funcionamiento del corredor Chachapa – Tlaxcalancingo ha registrado diversos problemas, tales como paros de choferes, cobradores y la falta de unidades.

Aunado a lo anterior, en junio de 2014 el Congreso aprobó el rescate de la concesión que la empresa Servicios Articulados de Puebla (SAPI) tenía para la operación de este sistema de transporte, debido a que el consejo administrador generó deudas por 211 millones de pesos.

Cabe recordar que de acuerdo con los datos del proyecto con los que cuenta Banobras, esta línea operaría con seis camiones articulados, sin embargo actualmente sólo funcionan cuatro.

Se estimó una demanda de 120 mil pasajeros al día, pero la afluencia es de 30 mil usuarios en promedio.