Enrique Doger Guerrero, diputado federal del PRI, responsabilizó al gobierno del estado del robo en su oficina de gestión y reveló que el legislador local del PAN, Eukid Castañón Herrera, lo amenazó y está a cargo de una red de espionaje en la entidad.

Este lunes el exalcalde de Puebla aseguró que desde el gobierno del estado y con recursos públicos se auspician operaciones de espionaje en contra de los críticos de Rafael Moreno Valle.

A través de éstas se arman expedientes de figuras públicas, los cuales posteriormente se entregan a los “voceros” del mandatario, en referencia a los columnistas afines al morenovallismo.

Doger Guerrero afirmó que personas ligadas al gobierno del estado le informaron de la red de espionaje, la cual dijo está a cargo de Jorge Carrillo Olea, ex gobernador de Morelos, y Joaquín Arenal, delegado del Cisen en Puebla, así como Castañón Herrera.

“Personajes ligados al gobierno del estado me han comentado que hay un grupo que se dedica actividades pagadas con fondos públicos para espiar a opositores y para documentar actividades personales y utilizarlas en campañas negras. Este grupo está encabezado por el ex gobernador Jorge Carrillo Olea, ex gobernador de Morelos, que fue titular en áreas de seguridad nacional en sexenios anteriores, y también por Joaquín Arenal que fue delegado del Cisen en Puebla, y en este grupo está lamentablemente un representante popular que todos conocemos su fama: Eukid Castañón, y es la principal persona que se dedica a organizar este tipo de acciones seguramente ordenada por el gobernador”, arguyó el priísta.

Tienen pasado en el Cisen

De acuerdo con el periodista Valentín Varillas, el ex gobernador de Morelos reside en Puebla desde principios de este año y bajo el cobijo de la administración estatal inició “labores de inteligencia”.

Carrillo Olea gobernó de 1994 a 1998 el estado de Morelos, ya que no concluyó su sexenio debido a que le atribuyeron sus nexos con líderes del narcotráfico y bandas de secuestradores, además de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCNJ) determinó que el general de militancia priísta sería inhabilitado por un periodo de 14 años.

En tanto, Joaquín Arenal formó parte del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), organismo del que fue cesado a principios de 2004 por planear una operación de espionaje en contra de Jesús Chito Solís, ex procurador de Chihuahua.

Sin embargo Arenal fue recontratado en agosto de 2008 por el mismo Cisen.

Antes de regresar al organismo, en marzo de 2007 Arenal fue Administrador Central de Investigación Aduanera cuando al empresario chino Zhenli Ye Go se le confiscaron 207 millones de dólares.

Pretende frenar mi proyecto político

Doger Guerrero aseveró que ni el amago ni el robo a su oficina de gestión frenarán su proyecto político, en el cual se vislumbra que buscará la candidatura del PRI a la gubernatura en el proceso local de 2016.

“Esto no va a detener mi proyecto político y menos a silenciar la opinión de un servidor, miles de poblanos no se expresan por miedo (…) hay sumisión al poder de quienes reciben beneficios económicos, a ellos les gusta vivir de rodillas, a mí no me gusta vivir de rodillas”, atajó.

Amenazas con el sello de la casa

El ex presidente municipal  apuntó que el robo del que fue objeto se debe a la crítica que hizo sobre el caso Chalchihuapan desde la Cámara de Diputados, recinto en el que hace tres semanas los diputados federales del PRI ofrecieron una rueda de prensa para señalar las inconsistencias del gobierno del estado en la muerte del menor José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo.

En respuesta el priísta comentó que Castañón Herrera amenazó al coordinador de la bancada Carlos Romero Sánchez, y él también recibió mensajes intimidatorios por parte del panista y de “otro diputado local”, en los cuales le advierten que “lo van a hacer pedazos”.

“Todos sabemos que el personero del gobernador es Eukid Castañón, con su egregia figura él es el que realiza el trabajo sucio de este gobierno, es él que amenaza a todos”.

Asimismo expuso que el robo que se dio en su oficina de gestión habla de la incapacidad del gobierno estatal y municipal que encabezan Rafael Moreno Valle y Antonio Gali Fayad para garantizar la seguridad pública.

Sin embargo indicó que quienes realizaron el trabajo no son ladrones comunes, debido a que utilizaron guantes para no dejar rastro de sus huellas digitales.

En ese sentido, expuso que el caso tiene “el sello de la casa”, en referencia a la administración morenovallista y a los robos que sufrieron personajes como la panista Ana Teresa Aranda; Marco Antonio Mazatle, líder del sindicato de telefonistas; Elmer Sosa, caricaturista del diario Cambio, Enrique Romero Razo, ex magistrado del Tribunal Superior de Justicia; así como los periodistas Rodolfo Ruiz, director de e-consulta y Luis Enrique Sánchez, director del portal Poblanerías.

Expresó que la única forma de frenar el clima que se vive en el estado es denunciar la intervención de Moreno Valle, a quien calificó como un “tiranuelo de aldea”, además que sólo ve a los poblanos como un “escalón” en su intención de llegar a la presidencia de la República.

“Si el gobernador le hizo a Ernesto Cordero, que fue su candidato a la presidencia dentro del PAN, lo hizo a un lado, si lo mismo hizo con su cuñado, el ex secretario de Gobernación (Fernando Manzanilla Prieto), agárrense poblanos qué nos podemos esperar todos los demás”.