Aumentos de hasta 388 por ciento en las tarifas de suministro de agua potable en la capital, mala calidad del líquido para el consumo humano, mediciones  erróneas y mal trato a los usuarios, reclamó al menos un centenar de colonos del municipio de Puebla sobre el funcionamiento de la empresa Concesiones Integrales, hoy a cargo del Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado (Soapap).

Tras una protesta efectuada este lunes, los inconformes señalaron que acordaron con la empresa la suspensión del pago de las tarifas que establecieron sin que ello derive en el corte del servicio, hasta que haga una revisión de los costos de manera conjunta con los diputados locales involucrados en el tema.

En caso de no encontrar una solución, los inconformes amagaron con presentar un amparo colectivo en contra del cobro del servicio, que de manera inicial incluiría al menos a 50 personas.

Fue en mayo pasado cuando el gobierno del estado informó, de manera oficial, el inicio de operaciones del consorcio Concesiones Integrales como empresa a cargo de la concesión del Soapap, título que tendrá por un periodo de 30 años.

Se cuadruplican las tarifas, acusan inconformes

Al menos un centenar de vecinos de más de 10 colonias del municipio capitalino acudieron la mañana de este lunes a las instalaciones del Soapap ubicadas en San Manuel, a fin de denunciar aumentos de hasta un 388 por ciento en las tarifas del agua potable.

En representación de los inconformes, la presidenta fundadora del Consejo de Colonos del municipio de Puebla, Graciela Martínez Miranda, señaló que los aumentos “descomunales” atentan contra los derechos humanos pues el agua es un bien público que el gobierno estatal administra como un negocio.

Explicó que los aumentos son distintos pero suben hasta un 388 por ciento, además de que a partir de junio la empresa concesionaria del Soapap realiza cobros de manera mensual y no bimestral como ocurría anteriormente.

Colonos inconformes mostraron diversos recibos de pago y avisos de suspensión del servicio en los que se aprecia el aumento a las tarifas de agua potable.

 

 

Por ejemplo, en la colonia El Mirador la tarifa pasó de 175 pesos mensuales a 495 pesos cada mes, mientras los pagos bimestrales eran por la cantidad de 350 pesos.

Otro ejemplo es en la colonia La Hacienda, en donde el pago mensual hasta el mes de mayo era de 180 pesos, pero en el mes de junio los vecinos fueron sorprendidos con recibos de pago que ascienden a 500 pesos, lo que arroja una diferencia de 178 por ciento.

En Reforma Agua Azul la cuota cada mes por el servicio de agua potable era de 112 pesos y subió a 547 pesos, lo que representa un aumento del 388 por ciento.

En Geo Villas, ubicada al sur de la ciudad, los pagos pasaron de 240 a 480 pesos mensuales, lo que arroja una diferencia del 100 por ciento, mientras que en lugares como la colonia Los Volcanes las tarifas pasaron de 187 a 495 pesos mensuales, mismas que representan un incremento de 165 por ciento.

Asimismo, los inconformes acusaron que la calidad del agua no es adecuada para el consumo humano pues esta luce turbia.

Además de que el gasto de la misma se hace a través de un cálculo y no de manera certera, hecho que deriva en cobros erróneos, aunado a que retiraron descuentos para personas jubiladas o pensionadas.

Acusaron además que hay un mal trato hacia los usuarios por parte del personal de Concesiones Integrales, no escuchan sus demandas, pues no hay nadie que les explique el porqué de los incrementos.

Martínez Miranda señaló que las anomalías se registraron en las colonias ubicadas en los estratos tres y cuatro, que previamente fueron establecidos por la empresa concesionaria.

Acuerdan suspensión de pagos

Después de la protesta, los inconformes fueron atendidos por el gerente de Atención a Usuarios de la firma Concesiones Integrales, Marco Constantino Guerrero, quien justificó que la empresa no autorizó el aumento a las tarifas del agua potable.

En una reunión posterior, la cual duró alrededor de 40 minutos, la presidenta del Consejo informó que acordó con la empresa la suspensión del pago del servicio sin el corte del mismo hasta que no se realice mesa de diálogo entre la empresa, el Congreso del estado y los inconformes a fin de revisar las tarifas establecidas.

Martínez dijo que los inconformes darán un plazo de 15 días a la empresa concesionaria y a los legisladores para realizar dicho análisis, pues de lo contrario recurrirán a un amparo colectivo que de manera inicial abarcaría al menos a 50 personas.

En este sentido, la presidenta del Consejo invitó a la población en general a acudir al organismo en caso de que detecte aumentos indiscriminados a las tarifas de agua potable, a fin de protestar contra el incremento.

Refirió que por medios de comunicación conocieron el aumento a las tarifas del agua potable aprobadas por el Congreso local, buscaron el dictamen en el Periódico Oficial del Estado a fin de ampararse, sin que hayan encontrado información alguna, por lo que presumió que la administración estatal “escondió” el documento a fin de impedir que los ciudadanos recurrieran a acciones legales.

A la protesta acudieron colonos de Volcanes, Reforma Agua Azul, El Mirador, La Hacienda, La Nueva del Carmen, Barrio de Santiago, Villas Geo, Granjas del Sur, Santa Rosa del Sur, Bello Horizonte, Agua Santa, La Popular, San Miguel, Lomas del Mármol, La Paz, Revolución Mexicana, Santiago de las Pajaritas, entre otras.