Opinión

La Cumbre: ¿fin de la 4T?

Domingo, Enero 15, 2023
Leer más sobre Antonio Tenorio Adame
La 4T quedó atrapada por la Cumbre de Líderes de América del Norte, y es ahí donde se debe incidir
Licenciado en Economía por la UNAM, y docente en la BUAP. Fundador de la Academia de Historia y Crónica Parlamentaria y cofundador de la Asociación de Periodistas Democráticos junto con Renato Leduc. Ha sido diputado federal en diversas legislaturas, desde donde ha impulsado la apertura democrática. 
La Cumbre: ¿fin de la 4T?

Andrés Manuel tiene la razón, pero no tiene el poder global. Biden necesita la mano de obra, pero rechaza los tumultos de la migración desbordada. Se prepara para su reelección del 2024.

Y acaso, ¿López Obrador dispone de alternativas para mantener el proyecto de la 4T como eje rector de cambio frente a los convenios suscritos?

POR LA NEGATIVA

La X Cumbre de Líderes de América del Norte dio oportunidad a cada país de emitir su versión de una declaración, tampoco los Jefes de Estado acudieron al Congreso a manifestar su mensaje.

Más artículos del autor

Luego, ¿no se trató de una visita de Estado? Los aspectos particulares del evento múltiple rompen el protocolo tradicional para abrir paso a una reunión conjunta.

En la conferencia de prensa, los participantes de la Cumbre dieron un breve discurso, con aspectos generales, donde cada uno enfatizó la parte considerada de mayor importancia. Los medios destacaron que el mayor tiempo de la tribuna fue el de Andrés Manuel.

Los acuerdos son de la mayor relevancia para el futuro de la región y abarcan seis grandes temas: diversidad, equidad e inclusión; cambio climático y medio ambiente; competitividad; migración y desarrollo; salud; y seguridad regional.  Luego de diez años sin celebrar la visita del Presidente de Estados Unidos se concertó el encuentro de la Ciudad de México para establecer programas a favor de reforzar la seguridad nacional de los Estados Unidos, y con base en esta, favorecer el ordenamiento de la migración a los Estados Unidos en términos de frenar el arribo terrestre de las nutridas columnas de solicitantes, venezolanos, nicaragüenses, cubanos, haitianos, ingresar a territorio estadounidense. Ahora se da trato preferencial a los arribistas aéreos y aquellos que disponen de un patrocinador. Una manera de disuasión a evitar las columnas tumultuarias.

Los costos de la expulsión o devolución de migrantes cuyos países de origen niegan su aceptación, con base a la norma unilateral de los EE. UU. con el Título 42 son difusos, pero recaen en México que mantendrá a la población no solo a la ya establecida, sino a la que se acumule en el futuro, sin que se manifiesta alguna inconformidad por nuestras autoridades. 

Contrario a Trump, Biden evita los tonos agresivos y enconos ofensivos, como también ha frenado la construcción del muro, lo que valió fuera reconocido por el Presidente de México.

Un segundo acuerdo ha sido el control y combate a las drogas con especial hincapié del fentanilo por los estragos mortales y deformaciones en los adictos a su consumo.

Las otras demandas suscritas son aspiraciones de acompañamiento que revisten la demanda de control migratorio de los Estados Unidos, cuyo compromiso es admitir 360 mil migrantes anuales de origen venezolano, cubano, nicaragüense o haitiano.

En ese entorno, la propuesta originaria del Presidente mexicano sufrió modificaciones para transformarse de una demanda de integrar a todos los países de América en una sola región continental a la manera de la Unión Europea. Al final quedó en la formación de un grupo profesional que promueva la “sustitución de importaciones”, con atención preferente a la instalación de empresas de tercerización de servicios bajo el concepto de nearshoring”, como señala The Washington Post: “Trump prohibió venderle semiconductores a la empresa Huawei. Biden impuso un embargo integral, fue más radical.

Las Naciones Unidas han criticado el posicionamiento de Biden por considerarlo regresivo y perjudicial a los intereses humanitarios.

La postura de México sufrió cambios en el desarrollo de la reunión, En los primeros escarceos se hizo pública la aspiración de Andrés Manuel de convencer a Biden sobre los desafíos de la migración; estos se resolverían por medio de una integración continental de América, como ha ocurrido en la Unión Europea.

POR LA AFIRMATIVA

La propuesta de la 4T es un reclamo necesario porque si hubiera empleo, es decir desarrollo, la gente no emigraría al menos para buscar trabajo, que es la causa primordial por la que dejan su terruño; otros factores de la movilización son la violencia provocada por la sombra del desempleo y la pobreza, a más del incentivo criminal de las drogas.

Como es bien sabido el modelo neoliberal propicia la concentración capitalista en los centros de mayor desarrollo económico, mientras que la periferia es marginada a la vez que abastece de materias primas, mano de obra requerida, y demanda de mercado para favorecer al centro; una economía de mercado basada en las desigualdades y asimetrías crecientes y acumulativas.  

La propuesta de la 4T no es enemiga del capitalismo, incluso acepta y asume sus beneficios como el aumento de salarios. Por tanto, la usa como una alternativa. AMLO la propone a semejanza de lo ocurrido en Europa, cuyos inicios se dieron con la recuperación post guerra de Europa para convertirse en Unión Europea.

Esta experiencia es difícil de aplicarse aquí y ahora. Su punto de quiebre con la solución que pretende AMLO está determinada por la geoestrategia, que en este caso fue la Guerra Fría, ya que respondía a la necesidad de evitar que los países del occidente europeo cayeran en la influencia del comunismo, como Grecia e Italia con partidos de clase muy radicalizados con amplia base de apoyo social.

Además el tercer factor de contraposición con la 4T es el proyecto en sí mismo; mientras que en 1951 a propuesta del humanista francés, Jean Monet, con la firma del Tratado del Acero y del Carbón por seis países, Francia, Alemania, Países Bajos, Bélgica, Italia y Luxemburgo. En tanto ahora se pretende una integración de un solo acto de poder en el continente.

A partir de su fundación el proceso de integración añadió otros países al sumar 28, donde se incluida la Europa central, hasta considerar a países del antiguo socialismo, su extensión creciente exitosa tuvo un obstáculo que determina su capacidad de inclusión, como ha sido demostrado con la guerra de Ucrania, derivada de la solicitud de dicho país al UE bajo la consigna de ingresar a la OTAN, dejando al descubierto el juego geoestratégico de tender un cerco militar a Rusia.

Andrés Manuel al ascender a la Presidencia evocó el cambió histórico para su proyecto de gobierno. En sus orígenes la 4T era  la continuidad de la Independencia, la Reforma y la Revolución aunque cada una tuvo su correspondiente oportunidad en un cambio consonante de poder en dimensión universal, así la caída del absolutismo monárquico, la  desaparición de la esclavitud y de los imperios centroeuropeos y la revolución civil de Estados Unidos, así como la revolución socialista, y el surgimiento del poder imperial de los Estados Unidos, fueron el pivote de escape de los cambios de México, donde cada cambio acentuó la nación indivisa.

Al contrario de los siglos anteriores que las naciones fortalecían su perfil independiente, en la actualidad tienden al reagrupamiento espacial o comercial, sean sistemas espaciales de integración con sello federalista, como la Unión Europea; o sistemas económicos con reglas de intercambio libres, como ocurre con los BRICS.

Los polos de atracción migratoria se encuentran en las naciones con expansión de mercado, EE. UU. y Canadá; los flujos demográficos cubren el déficit de falta de crecimiento poblacional de naciones en desarrollo, reemplazan la mano de obra faltante, garantizan la masa monetaria para pagar las jubilaciones, y aseguran nivel de producción nacional. El pago de su trabajo es significativo al convertirse en remesas monetarias enviadas a sus familias en los países de origen.

APROBADA EN LO GENERAL

La 4T debería aceptar su acotamiento y limitaciones impuestas en convenios trilaterales. Uno de sus objetivos es revalorar el trabajo de los migrantes mexicanos para dimensionar su aportación estratégica al desarrollo y competitividad de América del Norte.

Los logros alcanzados por el trabajo migrante deben reconocerse como cooperación internacional, a través de una tasa de codesarrollo cuyo valor debe rembolsarse por canales similares en sentido favorable a los países expulsores de mano de obra.

La 4T quedó atrapada por la Cumbre de Norteamérica, es ahí donde se debe incidir y remodelar sus beneficios, sin olvidar la proyección cultural que aguarda Latinoamérica.

Vistas: 287

Loadind...