Más talento e inversión extranjera en México

Jueves, Octubre 14, 2021 - 06:59

México debería aprovechar más la llegada de extranjeros calificados, de capital humano inmigrante

Ciudadano del mundo, Sanandreseño preocupado por lo que pasa a mi alrededor. Comprometido con las causas sociales. Consultor senior con más de 25 años de trayectoria. Cantante frustrado        

¿Qué tan bueno es tener en tu trabajo, compañeros de otros estados o países? Más allá del tema social, ¿te has puesto a pensar lo que esto significa en términos económicos?

Vivo en una ciudad que por años ha sido cobijo de miles de estudiantes foráneos y extranjeros; en un estado donde según datos del Censo de Población y Vivienda 2020 del Inegi, viven 30 mil 819 personas nacidas en otro país.

La inmigración es una puerta a nuevos pensamientos, innovación, productividad y bienestar poblacional, y poco lugar tiene en la agenda de nuestro país. En las campañas electorales, por ejemplo, se escuchan muchas propuestas, pero pocas o casi ninguna al respecto. Se ve en las noticias la problemática de los migrantes, pero no se habla de aquellos que han llegado en regla y trabajan codo a codo en este país.

¿Qué pasaría si en México aprovecháramos más la llegada de extranjeros calificados, de capital humano inmigrante? Te voy a poner un ejemplo de nuestros vecinos del norte. En Estados Unidos, el 55 por ciento de las startups estadounidenses cuyo valor ronda en más de mil millones de dólares, y poco más del 40 por ciento de las empresas rankeadas en Fortune 500, fueron fundadas por un inmigrante o por sus hijos o nietos.

“Un estudio de Endeavor sobre el sector tecnológico de la Ciudad de México encontró que, de 328 fundadores de 204 compañías, el 31 por ciento fueron identificados como extranjeros, quienes han creado al menos 9,800 empleos y recaudado $1.72 mil millones de dólares de capital en la capital mexicana”: México Cómo Vamos A.C.

Muchos de los empresarios más importantes de nuestro país son hijos o nietos de inmigrantes. Imagínate que un Julián Slim no hubiese llegado a México desde Libia, no hubiese fundado La Estrella del Oriente y no hubiera decidido tener hijos mexicanos, entre ellos a Carlos Slim. O que los abuelos de María Asunción Aramburuzabala o el padre de Lorenzo Servitje hubiesen decidido mejor quedarse en España. Creo que más allá de pensar en qué los inmigrantes nos quitan oportunidades a los locales, deberíamos de pensar en cómo hacer sinergia y crecer a este país.

“México ha pasado de ser un país de tránsito a convertirse en una nación de destino”: Jorge Medina, El Economista

Antes veíamos que la inmigración laboral se daba entre nuestras ciudades. Ahora, el talento va de Colombia a Canadá, de Inglaterra a México... con una facilidad que asombra. La globalización y el mundo digital han reducido fronteras. Como empresarios hoy tenemos la oportunidad de contar con mayor diversidad de talento de todo el mundo y sin necesidad de movernos de nuestra ciudad. ¿Estamos listos? Digamos sí al expansionismo empresarial.