2021, una elección... entre priístas

Martes, Mayo 11, 2021 - 10:02

Es cuestión de recurrir a la historia para confirmar el origen priísta de muchos partidos

Abogado. Periodista. Ex Director de La Voz y El Sol de Puebla, El Heraldo y El Popular. Ex Director de Comunicación Social del Gobierno Estatal y en dos Gobiernos Municipales.

El 6 de junio de 2021 cuando los partidos obtendrán gobiernos y congresos estatales, ayuntamientos y se renovará la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, será una elección entre… priístas.

Es cuestión de recurrir a la historia asegura el analista de inteligencia, José Antonio Pérez Stuart, donde se perfila una elección cerrada entre MORENA y sus aliados el PT y el PVEM contra la alianza del PRI, el PAN y el PRD, con la presencia de otra fuerza como Movimiento Ciudadano (MC) con el resto de partidos que incluyen los de nueva creación.

Todos los actuales participantes han salido del PRI y de ahí han pasado a crear o militar otros partidos. Hay que valorar una frase del arquitecto Jaime Aguilar Álvarez (Qepd), famoso operador político de Manuel Bartlett cuando fungió como gobernador de Puebla: “Todos los mexicanos llevamos un priísta dentro” y tiene razón.

Estos son los argumentos:

-El PRD fue fundado por priistas nacionalistas revolucionarios, como Cuauhtémoc Cárdenas, Andrés Manuel López Obrador, Porfirio Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez, en sociedad con elementos del Partido Comunista Mexicano, representado por Pablo Gómez y sus camaradas.

-El partido Movimiento Ciudadano, llamado primero Convergencia, fue fundado por priístas socialdemócratas como Dante Delgado Rannauro y Luis Maldonado Venegas.

-El Partido Verde Ecologista de México (PVEM), fue fundado por priístas igualmente socialdemócratas, aunque inicialmente no en oposición al PRI, sino para ser su comparsa electoral.

-El PAN, fundado por el exrepresentante legal en México de la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS), el liberal Manuel Gómez Morín, en sociedad con el socialcristiano, Efraín González Luna, desde el año 2000 ha vivido en concubinato con toda la gama de priístas socialdemócratas.

Ejemplo de ello son los pactos de la entrega de Los Pinos en el 2000; la apertura panista para convertir en sus candidatos suyos a priístas, como es el caso, entre otros, de Mario López Valdez (MaLoVa), Rafael Moreno Valle Rosas (RaMoVa) y Carlos Joaquín González. Las primeras alianzas entre el PRD y el PAN fueron promovidas por Rafael Moreno Valle.

Asimismo, las sospechosas uniones en el Congreso de la Unión del PAN y el PRI, además en otros casos del PRD; en  2018, el PAN llegó al extremo de organizar y legalizar una coalición electoral con los dos partidos creados por priístas socialdemócratas: el PRD y Movimiento Ciudadano. Ahora en las elecciones del 2021, el PAN lanza candidatos comunes con los que fundaron el PRD y el Movimiento Ciudadano y los que dirigen oficialmente el PRI.

Otro ejemplo es el brinco de Manuel Bartlett del PRI al PT y luego a MORENA, que en su núcleo más fuerte agrupa a los viejos militantes del priísmo, que defienden el nacionalismo revolucionario que ahora encabeza Andrés Manuel López Obrador, fundador del PRD y de MORENA.

Con AMLO se da el retorno al priísmo de hace muchos años, donde se ejerció la dictadura perfecta. De este modo, las elecciones de junio son una mera simulación entre priístas de diversas corrientes, pero priístas al fin con ese ADN que hablaba en tono muy serio Jaime Aguilar Álvarez.

El mismo priísmo lo representan las nuevas agrupaciones como el Partido Encuentro Solidario, Redes Sociales Progresistas y Fuerza por México, donde convergen ex tricolores como Elba Esther Gordillo y Pedro Haces Barba. Por lo anterior, las elecciones serán entre priístas.

Ahora, con las tremendas divisiones en MORENA, integrado por expriístas, es fácil suponer que alguno de los nuevos partidos, en especial Fuerza por México (FXM), pondría el sucesor de MORENA. Pero como dice el clásico, esa es otra historia.

Un panalista para Cuautinchán

El 5 de mayo, el candidato del Partido Nueva Alianza (PANAL) a la alcaldía de Cuautinchán, Mauro Meneses Trinidad, inició su campaña con una marcha por las principales calles de la comunidad de Almoloya.

En entrevista señaló que será cuidadoso de la sana distancia por la pandemia. Originario de Almoloya, de familia humilde y producto de la cultura del esfuerzo, habla de su compromiso con la población. Sus ideas de campaña y gobierno son las siguientes:

-Crear programas de capacitación para que las mujeres aprendan un oficio y no salgan a trabajar fuera de sus comunidades, que no descuiden sus hogares y familias y que tengan las herramientas necesarias para elaborar trabajos manuales.

-Impulsar la educación para rescatar los valores morales que deben ser inculcados desde el seno familiar y fortalecerlos en el aula, una vez que haya semáforo verde.

-Atención primordial con programas municipales a la mujer y a personas de la tercera edad.

-Combate a la inseguridad y fortalecimiento del alumbrado público.

-Trabajo los 365 días del año, con política de puertas abiertas.

Meneses Trinidad es muy conocido en la población. Era militante del PRI, pero fue rechazado como candidato, pero el PANAL le abrió las puertas.

 

En fin, como dicen las coplas ecuatorianas:

Quiero, aborrezco y olvido,              

quiero olvidar y es en vano.

Y entre querer y olvidar,

vivo suspenso y penando.     

---

Quiero querer y no puedo,

quiero olvidar y no puedo.

Aborrezco y quiero más,

aquello que olvidar debo.

 

raultorress@hotmail.com


Encuesta