Un trago de whisky por los que se fueron

Viernes, Marzo 5, 2021 - 17:52

He recordado porque las luchas valen aunque no se ganen

Presidente y CEO Social Business, conferencista sobre emprendimiento. Cocreador del concepto IdeasParty.  Creador del concepto Mundo emprendedor: Congreso que llevó educación empresarial a más de 12 municipios en Puebla. Creador de Unfollow

En un lugar lleno de escoria crecen y viven niñas indefensas sin padres que valgan algo ni sueños con posibilidades, no tienen destino y tampoco futuro, el momento mas feliz en su vida será encontrar algún juguete viejo y por un rato entre el almuerzo y la comida que seguramente no tendrán imaginar que la vida solo es un juego y que la peste a drenaje que las rodea solo es algo normal que todos los que se quejan con una pantalla en la mano sufren igual de cotidiano, igual de real. 

En que basura se ha convertido esta sociedad de tercer mundo exigiendo cosas del primero, en que basura se han vuelto amigos que por no resistir la vida pero si la marihuana creen tener la razón, en que basura se ha vuelto el tipo a mi lado en la barra pidiendo whisky en un jaibol y en que basura me he convertido yo fumando Marlboro blancos.

Caminar en medio de una pandemia me hace recordar cuando joven decía que éramos la generación correcta para cambiarlo todo, pero hay ratos en los que abro un periódico y leo a un imbécil que se vendió y escribe por odio, en mi twiter la gente dice sigue siendo autentica y critica al gobierno que votaron porque el que estaba los defraudó, así de simple es el ciclo de ser ciego, alguna amiga marcha por el feminismo y después le dice puta a quien vive libre, y los que ponen el ejemplo no tienen tiempo de voltear a lo que no importa, aun creo que somos una generación especial, y que con dos o tres whiskys de alivio en esta barra estaré listo para salir a patear el culo de los que idolatran a quien les promete y creen que la vida no avanza ni evoluciona. 

En esta cantina de sinceros hay etapas y la que vivo esta rodeada de todo aquello que no quiero, pero ahí, en los malos días en los que huelen como la calle de esas niñas también se debe pelear. 

En el cuarto de hotel que me deja dormir sin nada y solo con lo que necesito he recordado porque las luchas valen aunque no se ganen, porque vale la pena seguirle haciendo gestos a los que por usar un saco o una corbata creen obtener importancia, he recordado porque comencé tan joven y porque continuo ahora que necesito aspirinas y omeprazol, la lucha es la misma, los tiempos han cambiado pero los gritos de quienes critican los zapatos viejos pero deben los que tienen jamas se va a callar. 

Me gusta saber estas aquí, me gusta saber que sigues descalza, me gusta saber que allá afuera en donde las 3 de la tarde tienen luz ustedes siempre existirán y que siempre morirán con la frustración de no haber podido disfrutar lo que de verdad vale en este lugar, una idea, un carácter, una familia, huevo frito en la mañana, whisky corriente, una libreta, una pluma y honestidad para decir lo que se tenga que decir y hacerlo a la cara. 

Esta bolsa en el pantalón ha traído mas dinero, lo ha merecido menos, hoy solo me compra esta botella y me da un pretexto para sonreír sin la boca tapada, me da un pretexto para burlarme del idiota a un lado de la barra que pide con agua lo que se debería tragar con agallas.

Las pelas son geniales, incluso cuando no son tuyas, vivir para ser ejemplo de lo que crees es un titulo que no venia con el de la universidad, es guerra que da paz, a los que están muertos que se vayan, la muerte es una arpía injusta que se clava en los corazones que no la merecían y eran compañeros de batalla, pero te deja a esos zombies caminando sin aportar ni decir nada, creyendo que lo lograron, creyendo que el mundo ya no espera nada, sintiendo que su primer logro lo fue todo y que el sudor que los empapo alguna vez es suficiente esfuerzo para nosotros, nosotros los que hemos resistido la insolencia del fracaso negándose a dejar el espejo por largas temporadas, que pocas ganas de vivir tienen algunos, cuanta vida les hizo falta a otros.

Y aquí, brindando por los que se fueron, por los que alguna vez resistieron la ausencia de la realidad de lo sueños que compartimos me trago este whisky como debe ser y cómo fue con ellos, seco, sin basura y directo.

Y que los adversarios y enemigos sigan, aun hay muchos como yo amando esta basura no solo cuando les conviene, aun hay muchos como yo tomando tragos sinceros, haciendo cosas reales, diciendo mas de diez palabras en sus frases y enamoradas y enamorados del mundo y no solo de lo que exista hasta donde acaba su calle, hay mas como yo con batallas mas grandes e interminables, hay mas como yo sin modales ni palabras cobardes, hay mas como yo abrazando cuando duele y no cuando la vida se porta bien, aun hay mas como yo esperando solo un buen beso, amar sincero, y toparse en el camino algún otra alma que luzca mas que el cuerpo escupiendo fuego por que esas niñas coman por lo menos hoy.

@RafaGoli


Encuesta