La elección de MORENA debilita

Miércoles, Septiembre 23, 2020 - 18:00

No seamos ingenuos, AMLO intervendrá de forma sutil y sigilosa

Licenciado en Derecho Ibero Puebla. Maestro en Gobierno y Administración BUAP. Es Notario Público Auxiliar. Presidente de la Fundación Colosio en el Estado de Puebla

Quienes creen que el ambiente en MORENA es soleado cual día de campo, están muy equivocados. Al interior del partido dominante, se ha reflejado una serie de situaciones que evidencian las luchas de poder por ascender a la dirigencia nacional.

Hasta hoy son 47 aspirantes, de los cuales serán sometidos a encuestas. No es para menos que haya intereses de diversos grupos, en la lógica de que esta dirigencia partidista tendrá dominio sobre las próximas elecciones del 2021 y las presidenciales del 2024. Poco a poco se irán descartando aspirantes por medio de la encuesta eliminatoria; sin duda los grupos y candidatos que prevalecen son los que suenan mediáticamente. 

El aspirante Mario Delgado lleva la bendición de Marcelo Ebrard, el experimentado Porfirio Muñoz Ledo va de la mano con Claudia Sehinbaum, Alejandro Rojas y Polevsky son los elegidos de Ricardo Monreal. Cada uno con sus virtudes y particularidades para dirigir el partido. Habrá que dar lectura a todos los movimientos posibles, porque de esta elección surgirá el equipo que sobresalga en las próximas elecciones. 

Lo que llama la atención es que MORENA necesitará de liderazgos, en quienes este la cordura y sapiencia de unir, porque el Presidente será discreto en la intervención, de lo contrario se podría generar un problema serio de rivalidades. No seamos ingenuos, AMLO intervendrá de forma sutil y sigilosa. 

MORENA en teoría asume ser de izquierda y en ese sentido debe ser cuidadoso en no caer en tentaciones y errores de las pasadas izquierdas de México, que tienden a fracturarse y dividirse en tribus canibalescas. 

En el priismo, después de una lucha interna cerraban filas para unir fuerzas de cara a las elecciones, pero eso es otra historia.  

Por más que el partido que llevo al poder al actual Presidente estudie y trate de suprimir los errores del pasado en otros partidos políticos, le será muy complejo. MORENA es un partido político, pero al mismo tiempo es un movimiento que surgió en pleno siglo XXI por un solo hombre que persuadió a masas. Si el PRI o el PAN han logrado sobrevivir a lo largo de los años, se debe a la gran cantidad de liderazgos que se disciplinan o unen a los que se encuentran en disputa, pues no quiero dar a entender que no exista la pluralidad de ideas, sino que en la diversidad se puedan negociar planes de acción sobre una misma causa.  

Hoy lo que une férreamente a los militantes guindas es la lealtad a AMLO, pero el día que este señor se desentienda por completo, física o intelectualmente, las pugnas serán más aguerridas y quien no sea favorecido se irá a otro partido o en su caso harán otro movimiento social. MORENA y AMLO es uno mismo, pero el primero podrá caminar difícilmente sin el auxilio del segundo. 


Encuesta