Sábado, 24 de Agosto de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



El verdadero intelectual…

Lunes, Julio 8, 2019 - 19:20
 
 
   

Pensar para los otros, pero no por los otros.

Dr. Ricardo Velázquez Cruz.

La responsabilidad supone la necesidad de una ética mundial y un saber orientativo que nos capacite adecuadamente para actuar con nuestros semejantes; consentimientos mínimos que revelen acuerdos respecto a los diversos valores, normas y actitudes para una convivencia digna y que los otros puedan elegirlos libremente o responsabilizarse de la comunidad mundial en vista a futuro, evitando ejecutar cualquier decisión que pueda afectar o lastimar la existencia del hombre. Y también pensar como aquel que transforma, no como simple medio. Es una relación dialéctica y dialógica, es un diálogo.

Podríamos pensarlo como un sentido intelectual, pero, como tantas otras palabras este es un término desgastado por el uso indistinto que se ha hecho de él. Parafraseando al poeta francés Valéry, intelectual es una palabra que ha pasado por tantas bocas, frases, usos y abusos, que las precauciones más exquisitas se imponen para evitar confusión demasiado grande en nuestras mentes, entre lo que pensamos y tratamos de pensar y lo que quieren que pensemos.

Después de todo, lo que importa no son unos improbables rasgos universales que describan a un intelectual sino el contenido y el compromiso de su obra; en síntesis, la responsabilidad de su obra frente al mundo. Y cuando decimos compromiso no debe entenderse que aludo a un compromiso con ideas políticas, religiosas o sociales concretas, sino que pienso en un compromiso más amplio y profundo con la humanidad, con el mundo en el que vivimos. Mientras que para el pensador italiano Antonio Gramsci, la actividad intelectual carece de significado si no se encuentra vinculada con la actividad política, a la práctica en que todos los seres humanos nos movemos, hacia la búsqueda de un mundo posible y mejor.

Jorge Luis Borges, en su obra otras inquisiciones (1980), junto con otros autores, llega incluso a afirmar que la toma de partido en política implica la traición de los intelectuales. Además de afirmar que el verdadero intelectual debe huir de los debates contemporáneos, pues la realidad es siempre anacrónica. Sin llegar a ninguna actitud extremista, debe convenirse que la tentación de lo inmediato ocasiona una erosión de doble sentido sobre la capacidad de los pensadores para incidir en el devenir de la sociedad de manera responsable. Las ideas sobre ella no deben ser prisioneras de los hechos puntuales a los que muchas veces se refiere, pues su validez ha de trascender la urgencia de lo inmediato. Pensar para los otros, pero no por los otros. Nosotros, los otros, estamos íntimamente ligados; somos responsables por los otros, por nosotros mismos. En esto reside una de las funciones fundamentales de quienes asumen la responsabilidad de ofrecer a la sociedad el fruto de su reflexión. No obstante, el intelectual, como cualquier otro hombre o mujer, ante la injusticia y ante la violencia no debe permanecer al margen, ni en silencio, ni dejar que la víctima se enfrente sola contra el agresor y aún cuando parezca que nadamos contra corriente la dirección nunca debe perderse.


Semblanza

Ricardo Velázquez Cruz

RICARDO VELÁZQUEZ CRUZ es originario del Estado de Sonora, México. Se le concedió la ciudadanía poblana el 7 de agosto de 1992. Se caracteriza por ser un hombre con gran calidad humana. Cuenta con un vasto historial académico y laboral. Es abogado notario y actuario egresado de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla; posee el Diplomado en Análisis Político, por la Escuela Libre de Ciencias Políticas de Puebla; en UNAM, cursó la especialidad en Derecho Agrario; y en la Universidad Autónoma de Tlaxcala, sendas especialidades y maestría en Derecho Constitucional y en Juicio de Amparo. Posteriormente y con mención honorífica, obtuvo su doctorado por Investigación, con la tesis “Nacionalismo Revolucionario y Liberalismo Social”. Al llamado de la Universidad de Lecce, Italia y con asesoría del Dr. Raffaele de Giorgi, Director del Instituto Mundial de Estudios sobre el Riesgo, el Dr. Velázquez desarrolló un proyecto de investigación sobre “Vínculos con el futuro en el Modelo Sistémico de la Explicación Social”. Ha recibido múltiples reconocimientos como ponente y organizador de ciclos de conferencias, congresos, foros, mesas de trabajo, convenciones, seminarios, talleres, cursos y coloquios. En su trayectoria laboral se ha desempeñado como Consejero Jurídico del Gobierno del Estado de Puebla; Consultor Jurídico en diversos organismos en los Estados de Chiapas, México y Tlaxcala; Asesor Jurídico en la Secretaría de Gobernación del Estado de Puebla y de la Comisión de discapacitados del Congreso de la Unión. Jefe del Área Jurídica de la Delegación de SEDESOL, actuario, secretario y juez por Ministerio de Ley de lo Civil de Primera Instancia; catedrático en diversas universidades, Presidente del Centro de Estudios Mundiales sobre Legalidad; Presidente del Centro Mundial de Estudios sobre la Defensa de los Derechos Humanos, con oficinas en España, Estados Unidos y México; fue Alto representante de la IDLO (International Development Law Organization). Actualmente es Magistrado Coordinador General de la Junta de Administración del Honorable Tribunal Superior de Justicia del Estado de Puebla. Su gran pasión por desarrollar programas como la legalidad desde la escuela la legalidad desde la escuela y la legalidad va a la escuela y su anhelo por construir un mundo mejor con paz social en un entorno de justicia, legalidad y democracia; lo ha llevado a crear un concepto único en el mundo: el modelo LA ALDEA, parque lúdico didácticos que se rige bajo los principios de la Educación Democrática y cuyo principal objetivo es contribuir a la formación de una nueva conciencia ciudadana.  Su dinámica actividad, impulsada por grandes inquietudes y vigorosos anhelos, comprende interesantes artículos, ensayos, y ponencias sobre libre comercio, Cultura de la Legalidad y Responsabilidad Social, Ciudadanía, Derechos Humanos, Derecho Penal y responsabilidad de los servidores públicos. Es autor de los siguientes libros: Más allá de la Muralla, Reencuentros y Soledades. La búsqueda de un proyecto nacional,  México y el hombre como herencia política, PRI: hacia un nuevo rostro, Lógica parlamentaria, La construcción ciudadana. Tópicos y reconsideraciones, Vejez, tiempo de creación, horas de explicación, Formas de convivencia, comprensión y derecho, Nosotros, los otros responsables. Un enfoque ético político, El Juicio Oral. Manual teórico-práctico, Para comprender la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Asimismo, autor de las revistas La Nueva Justicia Penal, Nuestro Héroes Anónimos y Nuestros Héroes de la Independencia.

Ver más +

Encuesta