Miembros de la Cámara de Baños Públicos en Puebla, se manifestaron ante el Congreso del Estado de Puebla para exigir a los legisladores apoyo para que la concesionaria Agua de Puebla para Todos, condone los adeudos que tienen debido a que no han reactivado su actividad económica por la pandemia de coronavirus.

Aseguraron que la empresa a cargo del servicio de agua en la capital envió cobros excesivos a los agremiados pese a que sus establecimientos estuvieron cerrados desde que el gobierno del estado emitió un decreto para reducir las actividades económicas de algunos comercios con el fin de contener la pandemia.

"El acuerdo del gobierno del estado dijo que no iban a cobrar la cuota mínima ni los servicios y esto Agua de Puebla no lo ha respetado. En una semana hicieron cuatro cortes", expresó José Rodríguez Cortés el representante de los agremiados.

Rodríguez Cortés recordó que el gobierno del estado firmó un convenio con Agua de Puebla para Todos para cancelar los cobros a los establecimientos que no operaron.

Pese al acuerdo, unos 80 dueños de baños públicos han recibido avisos de corte del suministro de agua y drenaje por cuotas atrasadas de 14 mil, 20 mil y hasta 60 mil pesos.

Debido a los estragos financieros que sufrieron los baños públicos, solo el 5 por ciento de los establecimientos han logrado reactivarse.

Los manifestantes entregaron un documento al Congreso para solicitar a los legisladores locales apoyo para resolver los adeudos y señalaron que harían llegar este escrito a las Secretarías de Gobernación y Economía con el fin de que gestionen los adeudos.

Finalmente, informaron que, durante la crisis económica, al menos cinco establecimientos cerraron de forma definitiva.