Desde las 3 de la mañana algunos jóvenes de 18 años y más, se formaron para aplicarse la segunda dosis de la vacuna anticovid de la marca Pfizer en Teziutlán, pues en este primer día de vacunación hubo largas filas que iban desde el Centro Cultural Ferrocarrilero (CCF) hasta el Centro Escolar y más cuadras alrededor.

De acuerdo con el director del Centro de Salud con Servicios Ampliados (Cessa) en Teziutlán, la meta es aplicar 17 mil dosis tan solo en este puesto de vacunación.

El doctor Carlos Juárez Molina señaló que la segunda dosis es para la población de 18 años y más, pero también se estará aplicando la primera dosis para la población rezagada.

De igual manera, explicó la importancia de acudir desayunados, ya que 3 jóvenes se desmayaron por tener baja el azúcar y recalcó que no es necesario estar formados desde horas tempranas a la espera de su dosis, ya que pueden acudir en horario normal, de 8 am a 5 pm, pues el proceso es muy ágil y no tarda más de 25 minutos.

Por su parte, el presidente municipal Carlos Peredo Grau acudió al recinto del Cessa ubicado en la explanada del Centro Cultural Ferrocarrilero de esta ciudad, con el fin de supervisar los trabajos coordinados entre el personal de salud y del ayuntamiento que apoyó en esta jornada.

“Estamos muy contentos porque ya se aplicará la vacuna en su segunda dosis a nuestros jóvenes, pues es el grupo de población más numeroso del municipio, con esta etapa tendremos cubierta ya a la mayoría de nuestra población, sólo nos faltará confirmar los tiempos para que se aplique la vacuna a los menores de 18 años”.

El edil hizo un llamado a las personas de 18 a 39 años de edad, así como a todo aquellos rezagados para que los días ya señalados, acudan a vacunarse a las sedes del Hospital del ISSSTE en el barrio de Xoloco, la clínica del IMSS en el barrio del Fresnillo y el Cessa ubicado en la explanada de Centro Cultural Ferrocarrilero.

Enfatizó que los propietarios de fábricas maquiladoras y otros negocios, tienen la obligación constitucional de garantizar el derecho a la salud de todos sus trabajadores, razón por la cual, deben brindarles todas las facilidades para que acudan a vacunarse y sobre todo no dejarles de pagar cuando tengan problemas de salud, de lo contrario se considera un delito federal que se paga con cárcel.

Resaltó que el ayuntamiento cuenta con una dirección jurídica dispuesta a asesorar a cualquier trabajador al que no se le respeten sus derechos laborales.