AcatlánAcatzingo y Xicotepec podrían tener complicaciones para hacer frente a sus deudas públicas, de acuerdo con el último reporte del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados

Los tres municipios poblanos fueron clasificados con un nivel de endeudamiento en observación, al corte del primer semestre de este año.

Las administraciones municipales cambiaron el pasado 15 de octubre y serán las nuevas autoridades las que hagan frente a los compromisos financieros. 

En Acatlán deberá ser Arturo Cajica Gómez, presidente municipal, quien deba enfrentar la deuda; en AcatzingoAbraham Martínez Jiménez, edil y en XicotepecLaura Guadalupe Vargas Vargas, alcaldesa, quien fue reelecta para otros tres años.

De acuerdo con el informe, Acatlán tenía una deuda de 17.5 millones de pesos hasta septiembre de este año, ingresos totales por 120.4 millones de pesos, pero sólo 55.1 millones de pesos de libre disposición. 

Mientras que Acatzingo tenía compromisos financieros por 55 millones de pesos; ingresos totales por 152.2 millones de pesos, pero únicamente 65 millones de pesos de libre disposición. 

Xicotepec tenía una deuda de 46 millones de pesos; ingresos totales por 235.5 millones de pesos y 115.7 millones de pesos de libre disposición. 

De los tres municipios, Xicotepec y Acatlán destacan por ser los que tendrían más riesgos relacionados con su capacidad de pago, según el CEFP.

Deuda estatal es sostenible 

La deuda de Puebla fue calificada como sostenible por el CEFP al corte del segundo trimestre de este año. 

Según los Resultados del Sistema de Alertas de los MunicipiosPuebla tiene obligaciones financieras por 12 mil 734 millones 600 mil pesos, ingresos totales por 96 mil 369 millones 600 mil pesos e ingresos de libre disposición por 39 mil 161 millones 800 mil pesos.