Una nueva trampa o estafa ha sido denunciada a través de redes sociales y medios de comunicación: un celular (Smartphone) tirado en el piso.

Lo que para muchos sería un día de suerte, podría convertirse en un drama que los podría meter en problemas legales o de extorsión.

Al ir caminando, si alguien ve un teléfono inteligente en el piso, lo recomendable es no levantarlo, ya que se trata de una trampa, ya que denuncian que es un nuevo tipo de extorsión.

La trampa es colocar un teléfono en el piso, se trataría de un Smartphone al lado de tu auto o en otros lugares. Se menciona que en esta trampa estarían involucrados supuestos policías y personal del Ministerio Público.

Los teléfonos serían colocados afuera de centros comerciales, bancos y supermercados, pero las personas que los recogen y se los llevan son seguidos con la ayuda del GPS del dispositivo “encontrado”.

Hay personas que van siguiendo a quien o quienes recogieron el celular y al encontrarlos los llevan al Ministerio Público, donde hay una persona que afirma que el celular es suyo y que fue asaltado.

“Hay un acta de por medio, por el robo del celular y piden entre 80 y 160 mil pesos para quitar la denuncia y no procesar, por lo que tengan cuidado no tomen teléfonos tirados, por 'bueno' que esté, es un gancho, es una trampa”, alertaron vecinos de Ciudad Satélite.

La alerta ha sido lanzada para evitar ser víctimas de extorsión. Hasta el momento sólo se han reportado casos en el Estado de México.

Foto Agencia Enfoque