La jornada 3 de la UEFA Champions League nos ha regalado partidos llenos de drama, suspenso y alegrías que solo un certamen como este podría entregarnos. Este miércoles, el estadio Camp Nou fue sede para el enfrentamiento entre el FC Barcelona y Dinamo Kiev, en donde el conjunto azulgrana se colocó como el gran ganador apenas por 1-0 que favorece y salva al equipo después de tener un pésimo inicio de temporada.

La anotación no sólo significó un respiro de tres puntos ante el inminente paso desastroso del equipo, sino que además es la primera en las tres jornadas que llevamos del certamen europeo.

Luego de sostener un primer tiempo bastante reñido, fue hasta el minuto 36 que el defensa Gerard Piqué rompió el cero a cero en el Camp Nou. El dorsal número 3 definió con la parte interna y conectó un muy buen servicio de Jordi Alba para así anotar el único gol del partido. De esta manera, el defensor también celebró hoy su gol número 16 como zaguero en la UEFA Champions League.

Piqué, el primero de los referentes del club en bajarse el sueldo para ayudar con la crisis económica que hoy pasa el equipo, se convirtió en el goleador más veterano de la institución dentro de la Liga de Campeones, pues cuenta ya con 34 años y 260 días. 

A falta de conocer el resultado final entre el Bayern Munich y Benfica en Portugal (por el mismo grupo E), el conjunto culé revivió el sueño de pasar de fase de grupos, pues se ubica en la posición 3.

En medio de una crisis financiera y deportiva, con un técnico que no ayuda mucho desde el banco con sus cuestionadas decisiones, el Barca se aferra a sus referentes como Gerard Piqué para soñar con competir en un año post Messi que pinta para ser el de transición. 

Fotografía: Twitter/@FCBarcelona