Ya generó polémica desde su entrada en el calendario de este 2021 y ahora el Gran Premio de Arabia Saudita vuelve a estar en boca de todos al levantar críticas después de que la organización haya exigido a la Fórmula 1 un “dress code” (código de vestimenta), donde se definen las pautas a seguir acerca de lo que se puede y no se puede vestir durante su visita a este país de Oriente.

El evento ya se encuentra estipulado para celebrarse del próximo 3 al 5 de diciembre, además de estar confirmadísimo como una de las 23 carreras que forman el calendario de la próxima temporada 2022.

El motivo que da pie a este tipo de peticiones es que solicitan que los visitantes se adecúen a las costumbres locales. Se trata de unos protocolos que se suelen rogar a todos los extranjeros que entran en Arabia Saudí y con la Fórmula 1 no se ha hecho una excepción. El código de vestimenta lo debe de usar todo el staff, por lo que también se incluye a la prensa y aficionados que acudan al evento.

En una era en la que se mantiene constante lucha por los derechos humanos, la polémica ha saltado al ver todas las condiciones que ponen para la visita de la F1 a su país por primera vez en la historia del campeonato. Las reglas, impuestas tanto para el propio paddock (equipos y prensa) como para los aficionados que visiten el circuito, son muy estrictas, especialmente para las mujeres, quienes tienen más puntos a tener en cuenta a la hora de elegir su vestimenta o, incluso, su maquillaje, el cual no puede ser excesivo.

 

Cero ‘exhibición’

En cuanto a la ropa, está prohibida toda prenda transparente, ceñida al cuerpo, por encima de las rodillas y no se pueden usar tirantes o escotes; tampoco está permitido mostrar la espalda. Para los hombres también se prohíben los tirantes, ir sin camiseta y los pantalones ajustados (y rotos); la única opción son los pantalones largos. Las prendas con luz verde para acudir al evento serán pantalones largos, camisetas con mangas largas y vestidos que cubran hasta más más allá de la rodilla y el cuello sin ningún tipo de escote. 

La última es una de las peticiones más polémicas, ya que a pesar de que la carrera se celebrará la primera semana de diciembre, se esperan temperaturas por encima de los 30 grados. Además de la vestimenta, se pide a todos no realizar gestos afectivos excesivos ni usar un lenguaje que pueda considerarse inadecuado. 

Fotografía: Especial