Vecinos del Fraccionamiento Magisterial Las Ánimas, en San Andrés Cholula, piden el apoyo del gobierno del estado para construir una barda que los proteja de los delincuentes de zonas aledañas.

Después de seis años no han podido concretar el proyecto debido a que un grupo de vecinos, “paracaidistas”, se opone y la confrontación derivada ha llegado hasta los golpes y las amenazas de muerte.

Residentes que por temor a sufrir algún tipo de represalia prefirieron  no mostrar su rostro, explicaron a e-consulta que desde la entrega de los inmuebles, se les prometió un fraccionamiento cerrado pero la primera constructora que se hizo cargo de la obra, no lo cumplió y la segunda, que concluyó la edificación de las viviendas, tampoco lo hizo.

En 2015 se organizaron como vecinos para iniciar la construcción de bardas perimetrales y así tener un ingreso más controlado a la unidad habitacional, donde dicen que son comunes los robos a casa habitación, asaltos a transeúnte y robo de autopartes.

Llevaban ya 80 por ciento del proyecto vecinal y sólo faltaba la construcción de una barda, en los límites de las calles Andes y Cebada, a un costado del bulevar Municipio Libre, pero se encontraron con un obstáculo mayor.

Se trata de un grupo de vecinos, conformado por nueve familias de paracaidistas, que llegaron a instalarse a la zona, sin ningún tipo de documento que avale que sean dueños de los terrenos en los que ya construyeron sus viviendas.

Este grupo, presuntamente apoyado por Antorcha Campesina, según condóminos, se han dedicado a oponerse a la construcción de la barda solo por simple capricho. Vecinos sospechan que protegen a los sujetos que llegan a delinquir a la unidad.

Pese a establecer diversas mesas de diálogo, cada vez que intentan cerrar el fraccionamiento, este grupo de opositores enfrenta a los vecinos, los agrede y los amenaza, señalaron.

Ocurre así pese los vecinos originales cuentan con los permisos de construcción y un fallo federal en el que se avala que la zona donde se pretende construir la barda es parte de “Las Ánimas”, y se ordena brindar las garantías de seguridad a los vecinos inconformes.

Refirieron que desde su campaña para alcaldesa de San Andrés Cholula y ya electa, Karina Pérez Popocatl, se comprometió a darles protección policial para que construyeran la barda perimetral, pero tampoco cumplió e ignoró sus peticiones.

“Nosotros, como vecinos, estamos inconformes con el gobierno municipal que va a salir, de la señora Karina Pérez Popocatl, porque hizo algunos convenios con nosotros de apoyar y estar pendiente de que se construyera esa barda, porque tenemos una situación de máxima inseguridad que se traduce en robos a casa habitación, robo de autopartes, asaltos a transeúnte en sus alrededores y dentro del fraccionamiento ya que entra y sale mucha gente”, explicó uno de los quejosos.

Los vecinos destacaron que todo esto ha derivado en pleitos, y enfrentamientos que han sido denunciados ante la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE).

“En una ocasión, su secretario de Seguridad Pública y Gobernación ( de San Andrés) , el señor Mirón y Hugo, solo vinieron a burlarse de nosotros, a ver cómo éramos golpeados. Estos sujetos que se oponen destrozaron nuestros armex, nuestro material. Ese grupo de gente que es de Antorcha Campesina son los principales responsables de que lleguen maleantes al rumbo, porque vemos cómo se reúnen en la tienda y el señor Amado es el líder de ese grupo, apoyado por un tal Cosío, que es el líder de Antorcha en Cholula”, relató uno de los denunciantes.

Agregaron que cuando han solicitado la intervención de la Policía Municipal de San Andrés Cholula, ha llegado una o dos horas después de que ya pasó el riesgo.

“Pedimos ayuda al señor Barbosa porque ya le mandamos un escrito, que vea por nuestros derechos. Tenemos toda la documentación. Nos da miedo que el nuevo gobierno municipal no haga lo que corresponda, además de que tememos por nuestras vidas”, finalizaron los denunciantes.

Hoy solo piden la ayuda del gobierno estatal para hacer cumplir lo que por derecho ya está avalado, además de que pidieron que las autoridades municipales y estatales consideren que todo solo es por seguridad de quienes viven en la unidad habitacional.