El Club Puebla visitó este viernes el Estadio Victoria de Aguascalientes para medirse ante el equipo de Necaxa, conjunto ante el que se impusieron por la mínima en una recuperación vital para la Franja que necesita sumar la mayor cantidad de puntos posibles con la intención de meterse entre los 12 primeros lugares de la Liga MX.

El duelo por la jornada 13 se pintó de blanquiazul con un gol solitario de Guillermo Martínez que permitió a los hombres de Nicolás Larcamón saltar hasta la décima posición al llegar a las 15 unidades (tres victorias y seis empates).

 

Lucidez poblana

Puebla llegó a este compromiso en la posición número 15 y por debajo de los Rayos. Sin embargo, desde los primeros minutos la visita supo hacerse de la pelota para tratar de aproximarse con intenciones de peligro a una portería bien defendida por Luis Ángel Malagón, quien se mostró casi imbatible bajo los tres palos.

Al minuto 55, Cristian Tabó se quitó a un par de rivales para entrar por en medio y sacar un tiro de larga distancia que Malagón supo desviar a dos manos y con una estirada formidable. La jugada quedó viva y “Memo” Martínez hizo su primera aparición de peligro con el contrarremate que se estrelló en el palo superior: presagio de peligro enfranjado.

Con las opciones al ataque constantes, pero con muy poca profundidad, Larcamón hizo uso de sus cambios disponibles para agregar gente al ataque. Al 87’, Daniel Álvarez (quien ingresó de cambio al minuto 61) desbordó por banda izquierda y llegó hasta el área grande para soltar un pase ligero a Martínez, mismo que el delantero canjeó por gol ante la escasa marca que recibió, pues se tomó el tiempo para controlar y tomar el esférico en buena posición para añadir potencia al disparo que se fue por un costado de Malagón, lo que significó el 0-1.

El encuentro culminó con la victoria del Club Puebla por 0-1, que es apenas el tercer partido de tres puntos que consigue. Lo importante viene con la escalada en la tabla general, donde acumulan 15 puntos que lo mantienen en la posición número 10, a espera de lo que pueda hacer Mazatlán; en caso de que los cañoneros venzan o empaten ante Atlas, saltarían hasta la posición número 7 y relegarían a la Franja a la onceava posición.

Puebla recibirá precisamente a Mazatlán el próximo martes 19 de octubre en el Estadio Cuauhtémoc. El duelo será crucial para los enfranjados, pues en caso de amarrar una victoria podrían escalar hasta la posición número 8 de la general.

Foto: Agencia Enfoque