El monopolio de un sindicato que extorsiona y consiente abusos laborales y es protegido por la  secretaria de Energía, Rocío Nahle,  está en el origen de las  protestas y violencia en la refinería de Dos Bocas,  denunció la diputada de Morena, Susana Prieto.

Este miércoles, grupos inconformes intentaron ingresar a las instalaciones en construcción de la refinería y fueron repelidos por policías estatales con gases lacrimógenos y balas de goma.

“Tengo la foto de un trabajador muerto”, reveló Susana Prieto quien demandó que  las autoridades aclaren su intervención.

La abogada laboral y electa diputada por Morena consideró que se mal informa al presidente Andrés Manuel López Obrador sobre los abusos que padecen los trabajadores de ICA Flour, bajo el control de Ricardo Hernández Daza, de la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

“Señor presidente, le están mintiendo sobre la situación en Dos Bocas: ustedes tienen una mesa de seguridad que depende de la Secretaría de Energía, a cargo de Rocío Nahle, es necesario que se lleve a cabo una investigación profunda para respetar los derechos de los trabajadores”, reclamó la legisladora.

Respecto a la violencia a manifestantes , Nahle aseguró que se trataba de un “grupito” de 10 o 12 personas y advirtió que no permitirán que ese “grupito” afecte la obra de Dos Bocas.

La diputada Prieto dijo que hoy promoverá un punto de acuerdo en la Cámara de Diputados para que se solicite a Rocío Nahle informar sobre la existencia de ese monopolio y para que se pida a la Unidad de Inteligencia Financiera un informe donde conste que ICA entrega recibos de pago con la retención de cuotas sindicales.

Aseguró que los trabajadores han denunciado que el sindicato les exige pagos semanales de 100, 200 o 500 pesos, dependiendo el puesto que desempeñen.

Desde el pasado martes, carpinteros, mecánicos, andamieros y obreros iniciaron un paro al acusar que Ricardo Hernández Daza, líder del sindicato CTM en Tabasco, exige “moches” para dejarlos laborar, según información del periódico Reforma.