La estructura de los puentes que se construyeron en el gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas no tienen fundamento técnico, fueron de adorno, para posicionar el nombre del mandatario fallecido y generaron sobrecosto de 83.3 millones de pesos.

Durante conferencia de prensa, el gobernador Miguel Barbosa Huerta y Juan Daniel Gámez Murillo, secretario de Infraestructura, aclararon que ninguno de los 22 puentes está en riesgo de colapso y que se garantiza la seguridad de los usuarios.

Al presentar el dictamen final sobre los puentes atirantados, a cargo de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, delegación Puebla, Juan Daniel Gámez señaló que las estructuras metálicas colocadas solo eran elementos de estética, pero no de soporte.

“Se advirtió que los tirantes que colocaron son elementos ornamentales, toda vez que se encuentran anclados a una estructura independiente de la superestructura de los puentes, por lo que carecen completamente de función estructural de soporte, lo que representa un sobrecosto en la construcción. El sobrecosto por los tirantes falsos asciende a la cantidad de 83.3 millones de pesos”, comentó.

El gobernador Miguel Barbosa declaró que el resultado de este dictamen se anexa como prueba a las 21 denuncias penales ya presentadas ante las instancias federales y estatales.

Para posicionar a RMV

El gobernador Miguel Barbosa Huerta declaró que los elementos metálicos sólo fueron para generar sobrecostos y promover el nombre del exmandatario, Rafael Moreno Valle.

“Pero eso que le pusieron ahí, para promover un nombre político, las iniciales de apellidos de persona política, el gobernador en turno (RMV). Claro que además de haber sobreprecios en toda la obra, se puso eso”, dijo.

El mandatario comentó que costo y el daño patrimonial también se demuestran con las empresas que se adjudicaron esas obras, además del valor.

Mantenimiento correctivo

Juan Daniel Gámez Murillo, secretario de Infraestructura informó que se destinarán 33.8 millones de pesos para trabajos de mantenimiento preventivo y correctivo para garantizar el buen funcionamiento de los puntos. 

Aunque no precisó detalles, agregó que se atenderán 28 puentes en la zona metropolitana de Puebla y la autopista.

Las intervenciones se harán en las denominadas juntas de calzada (sistema de unión de las trabes o ballenas) en los tramos de Puebla, Coronango, Amozoc, entre otros.