Yoshihide Suga, primer ministro de Japón y Yasutoshi Nishimura, ministro a cargo de la pandemia, anunciaron que este jueves terminará el estado de emergencia sanitaria por coronavirus vigente en Tokio y otras 18 regiones del país, asimismo señalaron que no tienen previsto volver a extender esta medida.

Suga explicó que el levantamiento del estado de emergencia se decidirá formalmente este martes, tras otra reunión con el grupo de expertos sanitarios que asesora al Ejecutivo, y afirmó que la relajación de las restricciones se aplicará de forma gradual.

La emergencia sanitaria ha estado vigente en Tokio otras regiones del país durante la mayor parte del año, aunque de forma intermitente.

En el caso de la capital nipona, esta medida se aplicó el pasado julio por última vez y desde entonces ha sido extendida en sucesivas ocasiones hasta finales de septiembre, coincidiendo con la peor ola de contagios que ha atravesado hasta la fecha el archipiélago nipón.

El máximo de casos diarios que registró Japón tuvo lugar el pasado 20 de agosto, cuando se rebasaron los 25 mil contagios en todo el país, y desde entonces las infecciones han ido a la baja hasta situarse entre los dos mil y los tres mil en los últimos días.

El levantamiento de la emergencia sanitaria supondrá el fin de restricciones como la prohibición de vender alcohol en bares y restaurantes. Sin embargo, las autoridades mantendrán las limitaciones de horarios para estos establecimientos, además de otras medidas por determinar para garantizar una "desescalada" progresiva del plan anti contagios.

Japón no ha aplicado en ningún momento el confinamiento obligatorio de la población, debido a que su marco legal no lo permite, aunque mantiene prácticamente cerradas sus fronteras desde hace más de un año, permitiendo solo la entrada de residentes y de otros casos excepcionales, algo que por el momento seguirá vigente.

Con información de Milenio.