El diputado local, Rafael Micalco Méndez, hizo un llamado al gobierno del Estado para que garantice la seguridad durante la toma de protesta de las siguientes autoridades municipales, incluso pidió que la Guardia Nacional o el Ejército vigilen el caso de Palmar de Bravo.

El próximo 15 de octubre los nuevos ayuntamientos rendirán protesta para iniciar una gestión de tres años. En algunos casos todavía no se termina de definir quiénes fueron los ganadores, pero se prevé que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) los resuelva.

Ante este panorama, el panista recordó que en durante las campañas electorales hubo diversos conflictos entre los contendientes, incluso hubo secuestros y en varios todavía no se solucionan las pugnas legales entre los contendientes, de ahí la necesidad de la intervención de la Secretaría de Gobernación.

Mencionó que el candidato a presidente municipal de Palmar de Bravo, Hilario Vicente Martínez Alcántara, fue secuestrado en la campaña electoral y después ganó otro candidato. En este lugar, el Ejército o la Guardia Nacional deberían vigilar el desarrollo de la toma de protesta, así como la entrega-recepción.

Otros municipios en los que el gobierno estatal debería prestar atención son TzicatlacoyanHuehuetlán El GrandeVicente Guerrero y Lafragua porque en su momento hubo problemas entre los contendientes, agregó el legislador.

En general se debería atender los municipios que destacan por estar en “rojo” o con conflictos electorales como San Martín Texmelucan, expresó el panista.

Aún sin alianzas con Ana Tere

El diputado local negó tener una alianza con Ana Teresa Aranda de cara a la renovación de la dirigencia del Partido Acción Nacional (PAN), luego de que estuvieran en el mismo festejo en Chignahuapan.

Aseguró que fue invitado por consejeros estatales a la reunión por el 82 aniversario del PAN, pero estar con Ana Teresa Aranda, fue mera coincidencia. La panista busca sustituir a la actual líder, Genoveva Huerta Villegas.

Reiteró que aún puede cambiar la convocatoria para la elección interna pues hay varias impugnaciones del proceso ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Ante el TEPJF hay diferentes impugnaciones, las primeras son por la convocatoria que permite solo la participación de las mujeres, otras son en contra de la sesión del consejo en donde se eligió a la comisión organizadora de la elección y las más recientes son por la ratificación de este último grupo.