Feministas instalaron en la Ciudad de México una "antimonumenta" en memoria de las mujeres víctimas de feminicidio y desaparición, así como de las madres que buscan a sus familiares desaparecidos.

La figura de una mujer con el puño en alto se colocó en la glorieta donde se ubicaba el monumento a Cristóbal Colón, el cual fue retirado y se pretendía sustituir por “Tlali”, un monumento de una mujer indígena.

La figura colocada la mañana de este sábado es autoría de la colectiva Antimonumenta Vivas nos Queremos, y sus integrantes bautizaron el lugar como “glorieta de las mujeres que luchan”.

En entrevista sobre el tema, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, declaró que no se retirará la figura al menos este día, puesto que forma parte de una protesta social, sin embargo, dijo que posteriormente se analizará quitarla o reubicarla.