La mañana de este miércoles, la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) informó sobre la desarticulación de una banda delictiva de la región sur del estado de Puebla, la cual está bajo investigación por su posible relación con secuestroshomicidios y hallazgos de cuerpos calcinados.

La Fiscalía detuvo a cinco hombres inicialmente relacionados con el secuestro y extorsión de un comerciante del municipio de Izúcar de Matamoros, ya que, desde el mes de julio de 2021, un hombre dedicado a la venta y distribución de refresco fue contactado vía telefónica por una persona que le exigió 25 mil pesos a cambio de no hacerle daño a su familia, ante el temor, realizó el depósito.

Días después se presentaron ante el afectado dos hombres que se hicieron pasar por elementos policiacos asegurando que cuidaría de él y sus familiares, sin embargo, con posterioridad comenzaron a exigirle dinero.

El 7 de septiembre, lo sacaron a la fuerza de su bodega para llevarlo a la Ciudad de México, en donde lo obligaron a comunicarse con su familia y pedirles que juntaran 400 mil para dejarlo en libertad. Tras cumplir con el pago los sujetos activos continuaron extorsionando a la víctima, pero decidió denunciar ante la Fiscalía de Puebla.

El 14 de septiembre, elementos de la Fiscalía Especializada en Investigación de Secuestro y Extorsión y de la Fiscalía Especializada en Investigación de los Delitos de Desaparición Forzada de Personas y Desaparición Cometida por Particulares, implementaron un operativo conjunto para la detención en flagrancia de Agustín “N”. de 27 años y Jesús Ángel “N”. de 25 años cuando pretendían cobrar una extorsión más.

En una segunda intervención, se logró la captura de Saúl “N”. de 33 años, Elsy Uriel “N”. de 30 años y José Eduardo “N”. de 29 años, en posesión de $30,000 entregados como pago exigido.

De igual forma, la Fiscalía los investiga como presuntos responsables de los dos cuerpos encontrados calcinados y desmembrados hallados en los límites del municipio izucarense a principios de este mes.