Gabriela Puente, mejor conocida como Gaby Puente, fue una artista y poeta poblana que, este año cumplió su primer aniversario luctuoso, por lo que, la Revista Unidiversidad le dedicó un número especial.

En entrevista para e-consulta el Doctor Miguel Maldonado, director de la Revista Unidiversidad y amigo de la poeta, quien falleció el pasado 22 de agosto del 2020, habló de la importancia de reconocer la literatura que se ha formado en la Ciudad de Puebla.

Gaby Puente nació el 24 de marzo de 1973 “en el seno de una familia acomodada en Puebla, una familia que vivía en el centro histórico de la ciudad, una familia tradicional y, sin embargo, rompió con los cánones tradicionales”, así la definió Miguel Maldonado.

Aunque la poblana se desempeñó en otras artes, fue dentro de la poesía donde obtuvo mayor reconocimiento, pues su obra literaria se condensa en cinco libros “Quejas y garabatos” (2003), “Destrazadero” (2005), “Necrología” (2006), “Papelera” (2006) y “Patadas bajo la mesa” (2008).

Asimismo, participó en diversas antologías de circulación nacional e internacional y obtuvo el Premio Interamericano de Poesía Navachiste 2005, por su libro “Necrología”.

“En este número de la revista de la Universidad Autónoma de Puebla se hace un homenaje a su literatura. Ella publicó alrededor de cinco libros en distintas editoriales, ganó algunos premios (…) y, además de ser una poeta era una artista compleja, porque también pintaba, se dedicaba a hacer ensambles de arte-objeto y performance, porque también tenía un lado muy histriónico y teatral”, relató Miguel Maldonado.

El número 38 de la Revista Unidiversidad contempla una serie de artículos, así como un póster doble y una selección de poesía de la poblana, pues, en palabras de Miguel Maldonado, Gaby Puente era comparada con Janis Joplin, por lo que, el número es una referencia a la revista Rolling Stone.

“Gaby Puente era una mujer que se daba cuenta de la hipocresía, de lo vacío que son las convenciones, de lo huecas que son las tradiciones cuando estás no provienen de una convicción personal”, añadió el director de la revista.

De acuerdo con lo señalado por los diferentes artículos de la revista, Gaby Puente también se desempeñó dentro de la música, pues formaba parte de un grupo y fue tallerista de cine, ya que, durante varios años, se encargó de programar la cartelera de cine del Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla (IMACP).

Ante ello, la poeta siempre retrató su forma de ver el mundo en su obra literaria, donde “hablaba mal de todo el mundo, por ello, empezaba hablando mal de ella”, así lo mencionó la misma poeta en una entrevista que le hizo Óscar Alarcón en 2016; además de que no tenía miedo de expresar sus deseos sexuales hacia otras mujeres.

“Insisto en hacer el amor, / y resulta que se dice sexo;/ luego digo tomar, / y es chupar, / todos quieren coger;/ y cuando yo quiero, / prefieren chupar y bailar. / al final, si quiero coger, / prefieren hacer el amor.”, se lee en uno de los poemas que se añaden en la antología desprendible de la Revista Unidiversidad.

Estos y más detalles son expuestos en el número 38 de la Revista Unidiversidad, la cual se encuentra disponible en las diferentes librerías de la Ciudad de Puebla y que representa un aporte de lo que ha sido la literatura poblana.