Los ajustes en el calendario de la Fórmula 1  en 2021, el avance de la pandemia y los múltiples usos que se le han dado al Autódromo Hermanos Rodríguez encausaron a que el Gran Premio de la Ciudad de México  tuviera que retrasarse una semana luego de aparecer originalmente en octubre y pasarse a noviembre. Sin embargo, esto permitirá a las y los fanáticos de este deporte vivir un espectáculo previo a la carrera mexicana, ya que Red Bull Racing tiene planeado montar un showrun en las calles de la capital como preámbulo a su participación en el circuito.

 

La llegada del piloto Sergio Pérez  a la escudería austriaca, aseguraría que este showrun tuviera el éxito garantizado luego del crecimiento en cuanto a la fanaticada del deporte motor una vez que el tapatío tomó uno de los asientos vacantes en este equipo, por lo que todo el elenco de las bebidas energéticas consumaría una gran tarde en algunas de las calles más icónicas de dicha ciudad, específicamente en una zona bien conocida como el Monumento a la Revolución, donde se encenderían los monoplazas.

 

Este evento, de acuerdo con Motorsport.la, tendría lugar una semana antes del Gran Premio y ya habría sido confirmado luego de las publicaciones hechas por diversos patrocinadores, quienes preparan algunas dinámicas para ofrecer entradas limitadas. Además, la fecha tentativa sería el 3 de noviembre o el miércoles 6 del mismo mes, de acuerdo con información de citado medio.

México no es primerizo en este tipo de eventos automovilísticos, pues ya en 2007 el mismo equipo de Red Bull hizo una exhibición con el canadiense Robert Wickens en la ciudad de Monterrey. Más tarde, en 2015, la escudería rojinegra tomó la zona del Zócalo en CDMX para deleitar a los fanáticos de esta disciplina.

 

La dinámica que seguirá esta nueva exhibición no ha sido confirmada todavía, aunque es muy probable que incluya a ‘Checo’ dentro de ella para que haga acto de presencia, por primera vez, con su nuevo equipo de trabajo, uno mucho más competitivo que todos en los que ha estado dentro de su estadía en la Fórmula 1.

 

El piloto de 31 años de edad podría conducir un auto de la escudería de temporadas pasadas, aunque lo que es casi un hecho es que podría realizar una exhibición similar a la que realizará en la PNC Plaza de Dallas, Texas, donde se presentará el 16 de octubre como parte del preámbulo del Gran Premio de los Estados Unidos.

 

Foto: Twitter / @schecoperez