Más de 15 antigüos inmuebles del centro de la ciudad de Puebla están en riesgo de colapsar, sin embargo, no se puede sacar a la gente que los habita pues son los únicos lugares que tienen para vivir, comentó Eduardo Vargas Ávalos, director operativo de Protección Civil de la administración estatal. 

“En la zona céntrica hay muchísimos predios en esta situación con riesgo, pero no se puede obligar a salir a las personas de las casas, legalmente no se puede; sí, los invitamos, les hacemos una notificación”, explicó Vargas Ávalos.

Una casona en el barrio de San José, comenzó a venirse abajo la madrugada de este domingo luego que el día anterior su techumbre se desplomó debido a la falta de mantenimiento, la humedad por las lluvias y el daño estructural que sufrió en el sismo del 19 de septiembre de 2017.

Al respecto el director operativo de protección civil dijo que todavía no se sabe si el inmueble sería apuntalado ante los daños pues un especialista debe revisarlo, aunque ya notificaron a las personas quienes viven ahí sobre los riesgos de seguir en el lugar.

Enfatizó que muchas personas siguen en casas con daños porque no tienen en dónde vivir y el gobierno no puede sacarlos por la fuerza. Esta situación se repite en otros municipios como Atlixco y Cholula.

“Tenemos muchos, muchos inmuebles que están bajo esta condición, pero son su único medio de subsistencia y entonces dicen: sí me voy, pero dame una casa y ahí se involucra a otras dependencias del estado con la finalidad de extenderles la mano”, expresó.

En otro orden de ideas declaró que seguirá la coordinación con los ayuntamientos en materia de protección civil. Como parte de las acciones se ofreció un curso de inducción con alcaldes electos para no perder los avances con las administraciones que están por concluir.

Explicó que el objetivo fue dar a conocer cuáles son los instrumentos con los que pueden contar, tanto a nivel estatal como federal en caso de alguna emergencia.

Foto Agencia Enfoque