Vecinos de la Calle Miguel Alvarado denunciaron de forma anónima por temor a alguna represalia, que elementos de la Policía Estatal de la Base de Operaciones de Cuetzalan realizaron un convivió al interior de las oficinas de esta corporación y al calor de las copas decidieron hacer detonaciones de arma de fuego.

Fue la noche de este 16 de Septiembre cuando pobladores se alarmaron ante tal situación, por lo que primero llamaron a la comandancia municipal para pedir que acudieran a verificar la situación, sin embargo los elementos locales no acudieron e ignoraron el llamado de los ciudadanos.

Cabe señalar que no es la primera ocasión que se arma la fiesta en la base de la policía estatal con el consentimiento del mismo responsable Raúl Millán, quien participa en los convivios, señalaron los vecinos.

Ante tal situación pidieron la intervención del gobernador del estado para vigilar el actuar de los efectivos y también solicitaron a la Guardia Nacional pueda estar al pendiente de la seguridad de los ciudadanos, pues temen que una bala pérdida lesione o cobre la vida de una persona.