El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta y la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, realizaron por separado el tradicional Grito de Independencia en Casa Aguayo y el Palacio Municipal, con sus propios invitados y cada quien a su estilo.

A las 23:12 horas comenzó la ceremonia cívica en Casa Aguayo, con el gobernador acompañado del panista Eduardo Rivera Pérez, quien en un mes será presidente municipal de la capital poblana.

En la ceremonia, el mandatario, además de recordar a los héroes de la patria también, reconoció al personal de salud que combate la pandemia de covid-19 y que ha provocado la muerte de 13 mil 966 personas en Puebla. 

En el mismo balcón que el mandatario estuvo su esposa, Rosario Orozco; el presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Héctor Sánchez Sánchez, así como el líder de la fracción de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Sergio Salomón Céspedes Peregrina.

En esta zona no se observó al Rivera Pérez, pero estuvo en otro de los balcones del inmueble ubicado en el barrio de El Alto.

Previo a la ceremonia Barbosa Huerta celebró llevar a cabo el “grito” en Casa Aguayo, pues consideró que es un sitio histórico. 

“Lo veo con el estilo propio del ejercicio del poder que yo hago, sencillo y muy cercano a la gente, la ostentación no existe, estamos muy a gusto aquí sirviendo a los poblanos”, refirió.

“Viva” a la autonomía municipal

Por su parte Rivera Vivanco defendió hasta su último Grito de Independencia la autonomía del municipio, lo cual fue celebrado por la ciudadanía que la vitoreó. 

Por primera vez realizó el grito sin la compañía de ningún funcionario estatal y únicamente con el respaldo de su familia.

También llegaron sus colaboradores más cercanos, entre ellas las titulares de Seguridad Ciudadana y Gobernación Municipal, Lourdes Rosales Martínez y Catalina Pérez Osorio.

En su arenga Rivera Vivanco también dio un espacio a las mujeres, reconoció a las heroínas anónimas y las que mantienen su “dignidad”.

Cinco minutos de pirotecnia, música y 16 “vivas” entonó la presidenta morenista: “Viva la independencia nacional”, “Vivan las heroínas y héroes que nos dieron patria y libertad”, “Vivan las mujeres dignas y los hombres dignos de México”, “Viva Hidalgo”,  “Viva Allende”, “Viva Morelos”, “Viva José Ortiz”, “Viva Leona Vicario”, “Viva las cuatro veces heroica Puebla de Zaragoza”, “Vivan heroínas anónimas”,“Viva la autonomía municipal”, “Viva Puebla” y “Viva México”.

Al concluir la alcaldesa salió del Palacio Municipal para saludar a la ciudadanía que llegó al zócalo para festejar.