Al afirmar que la reapertura del campus de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) se producirá dentro de dos semanas, Armando Ríos Piter dijo que no tiene ninguna duda que en el conflicto por el control de la institución los tribunales fallaran a favor del nuevo Patronato que lo designó rector interino.

En entrevista en el programa Ante La Corte, de e-consulta, declaró estar a la espera de una resolución judicial que permita el control económico-administrativo de la universidad, pues asegura que por mandato judicial han ganado la posesión de la institución.

A más de dos meses de la toma de las instalaciones, Ríos Piter comentó que hay coordinación y buena disposición entre las partes en conflicto y el campus podría reabrirse el 27 de septiembre.

Ríos Piter comentó que hay estatutos y normas carentes de validez, como aquella que indica que para ser rector de la UDLAP se requiere el grado académico de doctor, que él no tiene.

Dijo también que se mantiene convencido que su cargo en la UDLAP será a largo plazo y por ello decidió apartarse –por un momento- de su vida política.

El 29 de junio, la sede de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) en San Andrés Cholula fue ocupada por la fuerza pública estatal para dar posesión de la institución a un nuevo Patronato presidido por Horacio Magaña Martínez.

El 16 de julio, el Juzgado Tercero de Distrito en materia de amparo civil concedió la suspensión de amparo provisional a los patronos fundadores y de la Fundación Mary Street Jenkins, que preside Margarita Jenkins de Landa, para restituirles el control de la universidad.

Armando Ríos Piter dijo que se reserva detalles del juicio legal pero aseguró que esa suspensión provisional que tiene el Patronato fundador no “les alcanza” para recuperar las instalaciones.

Asimismo, confirmó que el nuevo Patronato está a la espera una nueva resolución que termine con el bloqueo de las cuentas bancarias.

El mandato judicial es favorable a nosotros. Lo único que está en suspenso es precisamente el amparo, la suspensión provisional, que seguramente se ganará y nos permitirá mantener la posesión del mandato original (…) espero que el tema se resuelva en dos semanas”, reiteró. insistió.

¿Cuándo el regreso a clases?

El regreso a clases presenciales programado para el próximo  27 de septiembre en las instalaciones de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) dependerá de la coordinación entre los dos patronatos que pugnan por controlar la administración de la institución, señaló el rector interino.

“(El regreso a clases) es un reto; depende que haya coordinación (…) hay un conflicto jurídico que hoy está en tribunales, que depende en esta parte de la división, en la cual nosotros tenemos el resguardo del campus universitario pero no tenemos el manejo de las cuentas, (ni) el pago a los trabajadores”, comentó Ríos Piter.

En tanto no se resuelve el conflicto legal, pidió “coordinación” para que los estudiantes puedan retomar sus clases presenciales, más apertura al diálogo y disposición de los trabajadores.

“Yo espero que el tema jurídico se pueda resolver en los próximos días, como los abogados han insistido. De una u otra forma tenemos la fecha del 27 de septiembre para que esto (el regreso a clases en la universidad) ocurra. Si hay coordinación, aun cuando no tengamos un resultado judicial definitivo en esta materia, creo que podemos hacerlo”, declaró.

Ni armas ni mantenimiento

Armando Ríos Piter, que hizo por ahora a un lado sus aspiraciones por la presidencia de México, negó que el campus universitario esté secuestrado y tenga elementos de la fuerza pública, pues sólo se resguarda con seguridad privada.

El inmueble está abierto para las labores de mantenimiento, pero los trabajadores dejaron de hacer labores hasta para cortar el pasto, denunció.

Dijo tener la impresión de que para mantener una imagen, sabotear y tratar de presionar, los trabajadores no han querido ir a sus labores pese a requerimientos que les han enviado. La negativa implica responsabilidades laborales y administrativas, advirtió.

Los estudiantes han manifestado en diversas protestas su rechazo a la nueva administración de la UDLAP y el rector interino informó que el diálogo no se ha concretado, pero que el canal de comunicación se mantiene abierto.

Conflicto Jenkins escala a UDLAP

El control de la UDLAP, recordó Armando Ríos Piter, es consecuencia del conflicto que existe en la familia Jenkins por el presunto desfalco económico de más de 700 millones de dólares y por el que existen órdenes de aprehensión.

El ex senador, que fue compañero del gobernador Barbosa en el Senado y a quien reconoce como su amigo, comentó  que el de la UDLAP “es un gran litigio”  que implica a jueces locales y federales, que ven temas penales, civiles y administrativos.

Ríos Piter también se manifestó a favor de la primera resolución que reconoce como Patronato al encabezado por Horacio Magaña y que lo nombró rector interino el pasado 12 de julio, aunque más tarde se emitió un amparo que les bloqueó las cuentas bancarias .

No obstante –dijo- estamos a la espera que la suspensión provisional se venga abajo.

No hay regulación estatutaria

Según Armando Ríos Piter, los estatutos –desde el punto de vista jurídico- están “viciados de origen” y jamás fueron registrados ante la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Beneficencia Privada, que depende del gobierno estatal desde 2008.

Por eso dijo que el Consejo Empresarial lo integran “personas de buena fe que le tienen cariño a la institución” y que aportan a su mejoría, aunque dijo desconocer si hay recursos económicos de por medio.

Prefiere no  hablar de Derbez

Ante la presunta orden de aprehensión en contra de Luis Ernesto Derbez Bautista, el rector interino prefirió no opinar y mencionó que tuvo trato con él en la política, cuando ocupó cargos en la presidencia de México.

Armando Ríos Piter declaró que no quería generar un comentario que pudiera impactar a la comunidad universitaria de manera negativa ni aumentar el conflicto interno.

Finalmente dijo confiar en que las autoridades judiciales aclaren las acusaciones relacionadas con el presunto desvió de recursos, de los cuales dijo no conoce el monto.