Antes de dejar el cargo de gobernador de Chihuahua, el panista Javier Corral se desistió del procedimiento de extinción de dominio de una decena de bienes asegurados al exmandatario priista César Duarte, informó Roberto Fierro Duarte, actual encargado de la Fiscalía del estado.

Corral también declinó la competencia a favor de la Federación de la causa penal por enriquecimiento ilícito, aunque a la fecha la Fiscalía General de la República (FGR) no ha confirmado que haya aceptado el caso.

La administración de la nueva gobernadora, María Eugenia Campos, también del PAN, se inició el 8 de septiembre.

“Sin informarnos que esto iba a suceder, primero declinan a la Federación el día 2 de septiembre y luego el 3 de septiembre se desisten del procedimiento de extinción de dominio”, dijo Fierro Duarte.

Aunque no se especificaron los bienes involucrados, fuentes consultadas por el periódico Reforma señalaron que se trata de unos ranchos y viviendas en los municipios de Balleza y Parral, pero no los de mayor extensión que ya son propiedad del estado de Chihuahua.

La Fiscalía informó que el desistimiento ocurrió luego de que la Corte decretó la invalidez de varios artículos de la Ley Nacional de Extinción de Dominio y estableció que los bienes fueron adquiridos por sus propietarios antes del desempeño del cargo que presuntamente usó para cometer el delito de peculado.

“El asunto penal continúa, esto era la vía ordinaria civil y no son todos los bienes asegurados”, señaló Fierro al Periódico Reforma.