En la toma de protesta de la 75 Legislatura de Michoacán, alrededor de 500 profesores protestaron afuera del Congreso del estado para exigir el pago de salarios y bonos que les adeuda el gobierno del perredista Silvano Aureoles Conejo.

Mientras los nuevos legisladores locales rendían la correspondiente protesta de ley, los trabajadores de la educación exigieron el pago de tres quincenas, correspondientes al mes de agosto y de la primera quincena de septiembre.

Al acudir a la instalación de la legislatura fue abucheado Aureoles Conejo, a quien le exigieron que renuncie de manera inmediata por no pagar a 30 mil docentes que tienen clave presupuestal estatal.

Los 40 nuevos legisladores conformaron una comisión parlamentaria para atender a los maestros en el interior del Palacio Legislativo de Michoacán.

Los legisladores reconocieron que las demandas del magisterio son justas porque se trata del pago de salarios, por ello se comprometieron a realizar las gestiones pertinentes con la federación y con el estado, con el propósito de acelerar el pago a favor de los maestros.

Sin embargo, los profesores advirtieron que seguirán sobre las vías del tren en la comunidad de Caltzontzin hasta que se cubran los adeudos correspondientes.

La Asociación de Industriales de Michoacán estimó que las pérdidas por el bloqueo del tramo ferroviario Uruapan-Lázaro Cárdenas suman mil 300 millones de pesos por los últimos 44 días que van de protesta.

Con información de Milenio