Un conflicto en el municipio de Amozoc estalló el fin de semana luego de que ejidatarios intentaron cobrar peaje a organizadores de una carrera de ciclistas que no contaban con autorización para realizar su evento en predios ubicados en las faldas de La Malinche.

El caso inicialmente fue difundido como una retención e incluso privación de la libertad de tres de los organizadores, sin embargo, todo quedó en un amago, aunque encendió las alarmas entre vecinos de la zona que consideran que podría ser una zona explotable turísticamente pese a ser ignorada por el gobierno municipal de Amozoc.

La retención

A través de redes sociales se difundió un breve video del cual se daba cuenta que tres ciclistas, dos hombres y una mujer, habían sido retenidos por ejidatarios de la junta auxiliar de La Concepción Capulac, los cuales exigían dinero o la donación de un tractor para dejarlos ir.

En el video se muestra que un hombre con sombrero y machete en mano es el que les detalla que no pueden seguir pintando ni pasar por la zona, hasta que no cumplan con las demandas de ejidatarios, a lo que él hace referencia de la máquina agrícola para que puedan bajar sus cosechas sin que se dañen.

Aunque este medio intentó contactar a los agraviados, no se tuvo éxito, por lo que se recurrió a uno de los vecinos de la zona que fue el encargado de relatar el caso.

Aunque inicialmente exigían una cantidad de dinero o la donación de maquinaria agrícola, tras una negociación los ciclistas pudieron retirarse del lugar sin tener que pagar nada, además de que no hubo personas lesionadas pero tampoco la intervención de ninguna autoridad.

Derivado de la recolección de información que e-consulta realizó, se pudo saber que todo inicio cuando los tres ciclistas se encontraban colocando marcas en árboles y caminos para señalizar la ruta de una carrera que organizaron para el domingo 12 de septiembre denominada "Trail Reto 300".

Al enterarse los ejidatarios de la actividad, fue que decidieron increpar a los organizadores pidiéndoles que aportarán algo para la comunidad si es que su intención era utilizar los caminos vecinales, que si bien son de uso público, terminarían siento de una utilidad recreativa.

Tal y como lo confirmó el vecino consultado, no se dio ningún pago debido a que los organizadores de la carrera decidieron modificar la ruta para evitar pasar por este punto, no obstante el evento si se llevó a cabo sin ningún contratiempo el pasado domingo.

La carrera

Lo que se pudo saber al respecto de este hecho es que los ejidatarios se inconformaron debido a que los organizadores del evento cobraron una cuota de recuperación de 100 pesos por cada corredor, además de 30 pesos por concepto de estacionamiento.

Aunque el evento al aire libre estaba previsto para cerca de 200 corredores, se estima que fueron entre 100 y 150 los que finalmente accedieron a la inscripción y que participaron en la carrera y en la vía recreativa que se instaló para las familias.

Vecinos manifestaron que, si bien el lugar del estacionamiento y donde se instalaron puestos de comida y baños no pertenece al ejido y hay permisos del dueño para poder usarlo, no es así con el resto de la ruta.

Ante esta serie de desacuerdos fue que se modificó la ruta para evitar conflictos con ejidatarios, que si bien pedían recursos o una maquinaria para uso comunal, también son señalados por otros vecinos de tener “secuestrada” la zona.

El uso turístico

Dueños de rancherías y predios como el que se alquila para la realización de eventos deportivos, consideran que esta zona podría ser de alta plusvalía turística para el municipio de Amozoc, sin embargo las autoridades municipales la tienen en abandono.

Explicaron que el altercado con los ciclistas pudo haberse evitado si existiera vigilancia en la zona, por ejemplo, una policía montada como la que existe en San Pedro Cholula y qué se dedica a vigilar el cerro Zapotecas.

Acotaron que los caminos vecinales que se ubican en las faldas de la Malinche tienen un gran atractivo para los ciclistas de montaña y personas que les gusta realizar el senderismo, ya que ofrece el terreno adecuado y grandes paisajes durante el recorrido.

Ante esta situación, hicieron un llamado para qué el gobierno municipal de Amozoc tomé cartas en el asunto y evite este tipo de situaciones a través de una reglamentación que permita la organización de eventos, sin atentar contra los usos y costumbres de los vecinos de la zona.