Mi gobierno acabó con las obras suntuosas y con el pensamiento de administraciones pasadas de ocupar cargos públicos para robar del erario y al pueblo, destacó el gobernador Miguel Barbosa Huerta durante el banderazo de inicio de la obra de reconstrucción del Libramiento San Lorenzo-Tecnológico en Tehuacán.

Agregó que no será aliado de ningún beneficio privado y reiteró que como gobernador trabaja para “hacer las cosas bien” y no defraudar a las y los poblanos que confiaron en él, según un comunicado de prensa del gobierno del estado.

Señaló que en su gobierno se terminaron los moches y los privilegios, por lo que hoy hay obras sin corrupción derivado de la visión de sociedad y del espíritu de cercanía y de apoyar a los que menos tienen. Además, puntualizó que las acciones de infraestructura son para las y los poblanos, y ya no para los sindicatos a quienes llamó a no obstaculizar los trabajos, como ocurrió en el pasado, por el bien de Puebla.

Exhortó a las y los alcaldes electos a no coludirse con la delincuencia, pues recordó que su administración, con una ideología de izquierda, aplicará la ley en contra de aquellos servidores públicos que cometan ilícitos. Además, los llamó para que hagan del servicio público, una experiencia favorable y sana, y sobre todo que los vuelva mejores personas para que trabajen siempre por el bien de las y los poblanos.

Barbosa Huerta reiteró su disposición de trabajar de la mano con el nuevo ayuntamiento tehuacanero para realizar diversas acciones en beneficio de sus habitantes: “el tiempo de Tehuacán llegó; cumpliré mi compromiso”.