El denominado “tritón” de silla de ruedas, Diego López Díaz, se adjudicó este domingo la medalla de bronce en lo que fue su debut en unos Juegos Paralímpicos. El paratleta mexicano cronometró un tiempo de 45 segundos y 66 centésimas en lo que fue la final de 50 metros dorso S3 de la para natación, todo esto dentro de los Juegos de Tokio 2020.

La historia de éxito para López Díaz y su inicio en la para natación tuvo su nacimiento luego de que viera por televisión la edición de Londres 2012, donde halló la inspiración suficiente para adentrarse en este deporte en figuras como Doramitzi González y Pedro Rangel.

"Empezó como un sueño, practico la natación desde los 4 años, pero el deporte paralímpico en forma desde 2017. Hoy estoy concretando ese sueño con una presea que significa mucho para mí", resaltó el campeón mundial, quien se prepara bajo la tutela del entrenador Fernando Gutiérrez Vélez.

La llegada de este metal representó la medalla número siete para México en Tokio 2020 y la 296 en la historia de los Juegos Paralímpicos.

En esta misma final de gloria para México acudió el representante de Guanajuato, Jesús Hernández, se quedó a poco tiempo de subir al podio debido a que concluyó en el cuarto lugar, con tiempo de 45.75.

En otros resultados, Naomi Somellera culminó en el octavo lugar en la final de 400 metros libre S7, con 5:54.31, mientras que Haidee Aceves fue séptima en los 50 metros dorso S3, con 1:07.66, y Cristopher Tronco octavo en la final de 200 metros libre S2, con 5:08.34.

Foto: Twitter