A casi cuatro años del sismo de septiembre de 2017, por fin comenzó el desmantelamiento del Hospital General Regional Número 36 “San Alejandro”, proceso que culminará hasta el próximo año y no hay fecha estimada para construir el nuevo hospital.

Los trabajos estarán a cargo de la empresa 4C Ingeniería y Desarrollo SA de CV, que ganó el proceso de licitación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que culminó apenas el 28 de julio.

De acuerdo con el fallo publicado en el portal de compras gubernamentales Compranet, solo el desmantelamiento costará 15 millones 199 mil 869 pesos.

El proyecto refiere que en el primer mes de obras “se hará el desmantelamiento de los cuerpos que conforman el inmueble”.

Nueve meses después –entre abril y mayo de 2022– la demolición de las paredes estará a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), pero la versión pública del contrato no estipula fechas ni la duración de está etapa.

Comerciantes de la zona comentaron que desde la semana pasada empezaron los trabajos y que se ha intensificado la actividad en estos días.

Trabajadores de la obra comentaron que laboran decenas de personas con jornadas divididas, de 8 de la mañana a 7 de la noche.

Entre los hombres destaca el rostro joven de Clara Edith, una mujer que no le teme al trabajo duro ni al riesgo que representa la caída de ladrillos y metales pesados desde el último piso de lo que ahora son las ruinas del hospital más grande de Puebla.

“Se siente bien bonito, porque no existe nada de hombres o mujeres, aquí somos parejos los hombres y las mujeres. El trato es igual, aquí no hay discriminación”, comentó brevemente mientras se dirige a los escombros que se llevan en un camión de volteo.

¿Qué le harán a San Alejandro?

Durante los próximos 9 meses se hará el desmantelamiento en el que destaca el uso de equipo especializado y de Rayos “X”.

Las intervenciones son para desmontar: tubulares de herrería, puertas, ventanas, elementos de cancelería de aluminio, tubería de gas LP, tabla-roca, decorativos de yeso, plafones, sistema de radio comunicación, paredes divisorias, entre otros.

Las áreas intervenidas son: urgencias y quirófanos; rampa central de ambulancia; torre de hospitalización; área de consulta externa; oficinas de gobierno; casa de máquinas; talleres y cisternas; enseñanza; caseta de vigilancias y bodegas; rampa de urgencias; estacionamiento; además de la explanada principal.

Retraso desde mayo

A principios de 2021 el director general del IMSS, Zoé Robledo Aburto, anunció que el inició de demolición comenzaría desde el primero de mayo.

Este medio realizó un recorrido en la zona en mayo, cuando se instalaron tablones de madera para cercar el inmueble y evitar riesgos atranseúntes.

Dos meses estuvieron detenidas las obras, aunque por más de tres años el inmueble estuvo en ruinas y abandonado tras el sismo del 19 de septiembre de 2017 que lo dejó inservible.

El nuevo hospital

El objetivo de la demolición es que el gobierno federal construya otro en el mismo lugar, pero no hay fecha estimada para que esto ocurra.

Del proyecto se sabe que el hospital que no deberá ser mayor a 180 camas, pero habrá una nueva área con con 140 camas para dar atención de ginecobstetricia y pediatría a derechohabientes de la zona metropolitana de la ciudad de Puebla.

El Hospital General Regional No. 36 de San Alejandro fue construido en 1972, sin embargo, el sismo de septiembre de 2017 provocó daños en más del 90 por ciento de su infraestructura.