Hasta un 50 por ciento se redujeron las ventas de los tianguistas de Atlixco, esto debido a la pandemia que cada vez parece extenderse por más tiempo, señaló el comerciante Pedro Bonilla, pues la preocupación es evidente por el alargamiento de esta contingencia sanitaria.

“Son, por ejemplo, ventas por debajo del 50 por ciento desde hace un par de meses, y, por si fuera poco, un número importante de nuestros clientes no traen cubrebocas y eso puede ser peligroso”, agregó.

Cuando se retomó la venta en las calles, parecía que los ingresos comenzaban a recuperarse con la reapertura programada, recordó que antes de la pandemia vendía entre 60 y 70 cajas de jitomate por plaza, cada martes y sábado.

Considera esta situación como una quiebra paulatina, pues al día de hoy saca nada más de 15 a 20 cajas, es decir, menos de la mitad. A pesar de acatar y llevar a cabo las medidas sanitarias dictadas por el ayuntamiento, la situación no se compone.

“Además pedimos a la gente que viene al tianguis usar el cubrebocas, a veces son groseros al comentarles ese detalle”, finalizó.

Cada martes y sábado llegan al tianguis regional de Atlixco más de 5 mil 500 personas de distintos municipios de esta región.