Renata Zarazúa continúa en acumulación de desilusiones en la temporada 2021. En esta ocasión fue en el US Open, cuarto y último Grand Slam del año, donde quedó fuera desde la primera ronda en la etapa de calificación. La atleta de 23 años de edad no pudo aprovechar las ventajas que le facilitó el sorteo de la qualy, donde se quedó emparejada con una rival a quien le lleva una ventaja por más de 100 lugares en el ranking de la WTA.

La griega Despina Papamichail fue la encargada de terminar con los sueños de Renata en Nueva York al vencerla en sets corridos por parciales de 7-5 y 7-6. Desde que se alzó como la ganadora del Premio Nacional del Deporte 2020 su carrera ha venido a la baja. Un par de buenos resultados luego del parón de la pandemia la hizo soñar con acceder a los primeros planos del circuito femenil, aunque esta situación no fue así.

La mexicana se ha mostrado incapaz de cosechar resultados positivos, por lo que verse cara a cara con una rival que está alejada de las 200 mejores del mundo pintaba como la oportunidad ideal para retomar la confianza, pero nada de eso ocurrió.

A pesar de haber iniciado con un ‘break’ a favor y ponerse 2-0, poco a poco fue mostrándose insegura desde el fondo de la pista y terminó por ceder cuatro ‘games’ en fila. Aunque logró acercarse al ‘tiebreak’, sobre el final se le escapó el set inicial.
Ya sin margen de error, Papamichail volvió a recuperarse de un quiebre en contra y en el ‘tiebreak’ decretó el juego a su favor.

Renata se fue sin ‘aces’, con dos dobles faltas, apenas un 44 por ciento de efectividad con el primer servicio y de nada le sirvieron los siete quiebres que consiguió a lo largo de la contienda; ella cedió su saque en ocho oportunidades.

De esta forma la única mexicana que peleaba por meterse al cuadro principal del US Open quedó eliminada ante una rival que ya había superado en su enfrentamiento previo.

Foto: Instagram / Ilustrativa