Aspirantes a la rectoría de la BUAP reprobaron que el actual Consejo Universitario ponga las reglas para la elección a pesar de que su gestión de dos años concluyó desde el mes de marzo.

Tras aprobarse este miércoles la permanencia del Consejo y que la jornada de votación sea electrónica, la ex secretaria General de la BUAP, Guadalupe Grajales y Porras, denunció que estas medidas carecen de validez y legalidad.

En un comunicado tras la sesión virtual de este día, sentenció que el Consejo Universitario en funciones se encuentra “incapacitado” ya para tomar decisiones sobre la renovación de la rectoría.

Por ello la aspirante a la rectoría calificó de “absurdo” que el mismo órgano pretenda prorrogar su vigencia para organizar el proceso electoral.

“El consejo universitario saliente ya está incapacitado para tomar acuerdos. Ya no tiene la competencia y cualquier acto que realice es nulo de pleno derecho. Por ejemplo, sería totalmente absurdo e improcedente que, para darle apariencia de legalidad a sus acciones, un organismo como éste pretendiera auto prorrogar su mandato para seguir decidiendo sobre cualquier aspecto de la vida universitaria, incluido el proceso de elección de la rectoría de la institución”, enfatizó.

La ex secretaria General de la BUAP insistió en que es necesario primero renovar el Consejo y que sea el nuevo organismo el que emita la convocatoria para elegir a quien sucederá a Alfonso Esparza Ortiz.

Sentenció incluso que el actual Consejo ya carece de legitimidad, porque varios de sus integrantes ya egresaron de la institución, así que ya no representan a la comunidad estudiantil.

“Este consejo universitario que inició su período en marzo de 2019 sólo puede renovarse. Ya no puede tomar decisiones, de ningún tipo, pues éstas carecen de fundamento legal que lo acredita como el máximo órgano colegiado de gobierno de la universidad. Lo mismo sucede con todas las comisiones que de él emanan. Ya no están vigentesSu mandato ha terminado. De sesionar hoy y tomar acuerdos, este consejo que ha concluido su período no sólo estaría actuando ilegalmente, sino que carecería de toda legitimidad”, puntualizó.

Grajales y Porras además refirió que a más de 100 mil estudiantes se les negaría el derecho de elegir a sus representantes, ya que por estatutos se debe renovar el Consejo antes que la rectoría y no al revés.

“Estamos hablando de que en caso de autoprorrogar su mandato, se estaría burlando el derecho a más de 100 000 estudiantes de elegir a sus representantes. Lo mismo pasaría con la representación magisterial y la del personal no académico, pues no tendrían la oportunidad de proponer y elegir a sus nuevos representantes”, insistió.

Advirtió que esto generaría un problema grave de inestabilidad en la institución e incluso atentaría contra la autonomía que tanto se defiende.

“¿Cómo puede defender la institución su derecho a gobernarse a sí misma si sus máximas autoridades, la personal y la colegiada, no se ciñen a la normatividad vigente?”, cuestionó.

No hay transparencia en la elección: Pineda

Arturo Rivera Pineda, aspirante a la rectoría, denunció también que el Consejo Universitario “no está creando las condiciones de certeza” para el proceso de sucesión rectoral del periodo 2021-2025.

En un comunicado refirió que este proceso primero se debe transparentar dar certeza de los integrantes del Consejo debido a “las evidentes ausencias”.

Tras la sesión extraordinaria de este día, advirtió que lo aprobado “no da confianza ni credibilidad”.

“Las aprobaciones han anulado a todas las instancias colegiadas de decisión, incluyendo al propio Consejo Universitario”, reprochó.

Vélez espera y Cedillo presume apoyo

Por su parte el exdirector del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSyH), Francisco Vélez Pliego, otro de los aspirantes, evitó hacer comentarios sobre la sesión y anunció que dará una conferencia de prensa este jueves en compañía de otros académicos.

A su vez la ex directora del Centro de Detección Biomolecular, Lilia Cedillo Ramírez, difundió en sus redes sociales el apoyo que recibió por parte de la comunidad universitaria.

“Sin su apoyo no me hubiera animado ¡gracias!”, escribió en su cuenta de Facebook con un video de una recopilación de comentarios, mensajes y publicaciones a su favor.