Este lunes, la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) informó que, gracias a las observaciones del Telescopio Espacial Hubble, se descubrió la primera evidencia sobre la existencia de vapor de agua en la atmósfera de Ganímedes, la luna más grande del planeta Júpiter.

Ganímedes es uno de los satélites que forma parte del planeta Júpiter y es considerada la luna más grande de todo el sistema solar; se encuentra a más de 600 millones de kilómetros de la Tierra e investigaciones anteriores han señalado la existencia de agua debajo de su corteza, lo cual, debido a su tamaño, la hace contener más agua que todos los océanos de la Tierra.

Sin embargo, las temperaturas en Ganímedes son bastante frías, de tal manera que, el océano de contiene se encuentra congelado a casi 161 kilómetros debajo de la corteza.

En 2018, la NASA lanzó la Misión Juno, la cual tenía como uno de sus propósitos medir el oxígeno atómico con ayuda del Telescopio Espacial Hubble. Este proyecto corrió a cargo de Lorenz Roth.

De acuerdo con Roth, la atmósfera de Ganímedes contiene gran cantidad de vapor de agua. Se trata de un proceso de sublimación, es decir, cuando se pasa de un estado sólido a gaseoso.

La NASA informó que los científicos llegaron a esta conclusión, luego de comparar imágenes que el Hubble proporcionó de Ganímedes en 1998 y en el 2018. También, se tomaron en cuenta fotografías de archivo del Espectrógrafo de Imágenes del Telescopio Espacial desde 1998 hasta el 2010.

“Esto se produce cuando las partículas cargadas erosionan la superficie del hielo. El vapor de agua que medimos ahora se origina en la sublimación del hielo causada por el escape térmico del vapor de agua de las regiones cálidas y heladas”, explicó Lorenz Roth, encargado del proyecto.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Asimismo, la NASA detalló que existe otra misión para explorar las lunas de Júpiter, la cual corre a cargo de la Agencia Espacial Europea (ESA). El nombre de ésta es JUICE –Jupiter ICy moons Explorer. Su lanzamiento se tiene programado para el 2022, de tal forma que su llegada a Júpiter sea en el 2019. JUICE pasará tres años haciendo observaciones de las lunas de Júpiter, de tal manera que se espera obtener más información al respecto.