Sigue la hegemonía.

Los Pericos de Puebla consiguieron la noche del miércoles su cuarto triunfo en los últimos cinco partidos tras pasarle por encima en el segundo juego de la serie a El Águila de Veracruz, a quienes dejaron en el camino por pizarra de 5 carreras a 3 y gracias a una sólida apertura del cubano Yuen Socarrás y al relevo de David Richardson.

El duelo de inicio tuvo sabor cubano entre Jorge Martínez y Yuen Socarrás, ambos lanzadores alcanzaron a colgar argollas en las primeras tres entradas para iniciar propositivos.

Fue hasta el cuarto rollo cuando los poblanos pudieron tomar la ventaja; con dos tercios fuera y la casa llena, Antonio Lamas recibió pelotazo y llegó de caballito la carrera de la quiniela. Posteriormente, Eric Aguilera sacó un sencillo al derecho para fabricar una carrera más, en la jugada Keon Barnum fue puesto out en el plato, a disparo de Yasiel Puig.

En la séptima tanda, Carlo Mancillas impulsó la tercera carrera poblana con rodado a las paradas cortas. Tres bateadores después, ante Raúl de los Reyes, Alberto Carreón pegó de hit al jardín izquierdo para colocar el juego 4-0 en favor de la novena verde.

El Águila se acercó con peligro en la parte baja de la séptima entrada, con los jonrones de Mikel Granberry y Alexi Amarista; sus bambinazos colocaron el juego 4-3 y se pusieron al acecho con marcador más parejo. Sin embargo, Pericos logró tomar nuevamente la ventaja con par de anotaciones en el octavo rollo, con doblete productor de Carlo Mancillas. Este batazo aseguró a los emplumados quedarse con el juego.

El triunfo de la noche fue para Yuen Socarrás, quien tiró seis entradas, aceptó tres hits y par de carreras, dio únicamente dos boletos y ponchó a seis enemigos. Por su parte, la derrota fue para Jorge Martínez y el rescate para David Richardson después de colgar par de argollas. El duelo para el tercero de la serie será entre José Valdez y Héctor Silvestre.

 

Foto: Cortesía