La Selección Mexicana de Futbol derrotó 4-1 a Francia en lo que fue su debut dentro del balompié varonil, correspondiente a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Las anotaciones corrieron por cuenta de Alexis VegaSebastián CórdovaUriel Antuna y Eduardo Aguirre, mientras que Francia alcanzó a descontar con el solitario gol de André-Pierre Gignac, por la vía penal.

De esta manera el equipo dirigido por Jaime Lozano sumó tres puntos importantes en sus aspiraciones de meterse hasta los cuartos de final, situación distinta que vive la selección francesa que tendrá que recomponer el rumbo frente a Sudáfrica para llegar vivos a la última jornada del certamen.

 

Dominio azteca

El encuentro inició con una presión constante por parte del conjunto mexicano que les permitió generarse oportunidades a partir del error del rival. Los centrales galos erraron en una salida al minuto 15  y la situación fue aprovechada por Alexis Vega, quien recortó dentro del área y trató de definir, pero Modibo Sagnan alcanzó a sacar el balón después de que su guardameta se quedó sin posibilidades de intervenir.

La parte desequilibrante llegó en pies de Diego Laínez y apareció apenas unos segundos después. El jugador del Real Betis desbordó para llegar a línea de fondo, pero su centro terminó en tiro de esquina antes de que Henry Martin pudiera rematar al arco. Posteriormente, las faltas comenzaron a robarse el protagonismo y coartaron el ritmo de partido, pues en total se cometieron ocho infracciones en apenas 26 minutos de juego.

El combinado francés tardó en aparecer a través de la posesión de balón, pero un pase filtrado generó un cabezazo de Gignac que terminó en las manos de Guillermo Ochoa. A partir de esta jugada los azules comenzaron a encontrarse mejor posicionados y el capitán mexicano tuvo que volver a intervenir al 29′ para evitar la caída de su marco.

Pasados los quince minutos de descanso llegó una nueva faceta para los mexicanos dentro del terreno y mejoraron su toma de decisiones en la última jugada. Apenas habían pasado dos minutos desde la reanudación del encuentro cuando llegó el gol de México a través de una jugada individual de Laínez y un gran remate de cabeza por parte de Vega. Unos Instantes después tuvo que aparecer el portero rival para evitar que el mismo Vega hiciera más grande la diferencia y firmara su doblete. No obstante, ese par de jugadas fueron el inicio de un segundo tiempo frenético por parte de los mexicanos.

Al minuto 55 los galos presentaron un nuevo error en la salida y Sebastián Córdova lo aprovechó para definir de gran manera y aumentar los números en la pizarra para marcar el 2-0.

El descuente francés llegó cuando parecía que el partido estaba resuelto y bajo el control mexicano, pues una barrida a destiempo de César Montes provocó el penal que le permitió al rival recortar distancias en el marcador. Gignac fue el elegido para situarse desde los once pasos y superó a Ochoa al minuto 69′.

El gol, derivado de un error defensivo, pareció motivar todavía más a los mexicanos que no dejaron crecer a Francia y que ello provocaría una propuesta más ofensiva. México avanzó con balón dominado y comenzaron los ajustes de Lozano, donde Uriel Antuna vino desde el banquillo para sentenciar el partido al minuto 80. El jugador del rebaño sagrado recortó dentro del área y definió con un disparo que primero rebotó en la base del poste antes de meterse a dormir.

Francia, evidentemente superado, bajó los brazos y eso permitió que llegara el cuarto gol mexicano, en esta ocasión fue Eduardo Aguirre quien puso las cifras definitivas al minuto 90 y selló el excelente inicio para México en Tokio 2020.

Aunque falta conocer lo que sucederá en el partido entre Japón y Sudáfrica, México deberá medirse ante el conjunto nipón en la segunda fecha de este certamen, mientras que a los franceses les tocará verse las caras con conjunto africano.

Foto: Twitter