La suspensión provisional que ganó la Fundación UDLAP que ordena la reinstalación de Ernesto Derbez, no tiene efectos, señaló el presidente de la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada del Estado de Puebla, Daniel Vázquez.

 “(El recurso legal) no suspendió los actos de la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada del Estado de Puebla consistente en la remoción y designación de nuevos patronos de dicha fundación con excepción de la señora Margarita Jenkins, quien goza una suspensión”, explicó.

En conferencia virtual, en la que no se permitió hacer preguntas, el presidente de la Junta confirmó que la suspensión provisional existe, pero no tiene un alcance amplio, por lo que el patronato que designaron, que encabeza Horacio Magaña, está vigente.

Dijo que el recurso no es válido porque no lo emitió un juez sino un secretario del Poder Judicial: “No es posible ejecutar la resolución de propia mano y tomar la Universidad de las Américas Puebla sin que existan actos de las autoridades judiciales, las cuales están de vacaciones”, agregó.

Los señalamientos son parecidos a los otorgados por el abogado del nuevo patronato Rodrigo Gurza, quien desde el viernes desconoció el nuevo mandato judicial.

“La resolución la dicta un secretario encargado del juzgado de distrito en materia de amparo, no un juez (…) Se mantiene en sus términos el nombramiento del señor Armando Ríos Piter como rector de la Universidad de las Américas Puebla” refirió Gurza el 16 de julio.

Adelantó que ya hay quejas y denuncias en contra de jueces del Consejo de la Judicatura Federal.

Sobre la toma de la universidad el pasado 29 de junio aclaró que ellos –la Junta- no enviaron a la fuerza pública ni se actuó arbitrariamente.

“Esto no es un asunto privado, político ni de persecución, con fines ocultos como se ha señalado para desprestigiar las acciones emprendidas de esta Junta y otras autoridades. Este es un proceso legal en el que la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada del Estado de Puebla, después de 7 años empezó a actuar legalmente. La junta no ha actuado arbitrariamente, ni en todos los actos que se nos señala”, comentó.

Daniel Vázquez agregó que no existe ningún complot en contra de la familia Jenkins. Y agregó: “Pueden estar o no de acuerdo, pero nuestra actuación no ha sido arbitraria, pues todos nuestros actos están sustentados en hechos, evidencias y normas jurídicas, hasta el momento aplicables”.

Recordó que hay una pugna por 720 millones de dólares transferidos de la Fundación Mary Street Jenkins a la Fundación Bienestar de Filantropía en abril de 2014, los cuales nunca fueron notificados a la Junta.

Además de que hay órdenes de aprehensión en contra de miembros de la Familia Jenkins, por lo que el Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Puebla ordenó medidas cautelares entre las que destaca retirar al patronato de la UDLAP por su vinculación con la Fundación Mary Street Jenkins.

 “Se establece que los patronos (de la universidad) serán los mismos de la Fundación Mary Street Jenkins por lo que al ordenarse la medida cautelar con los integrantes que se ostentan como patronos, impactan automáticamente en la Fundación Universidad de las Américas”, agregó.

Toma de la universidad cumple 21 días

La Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) fue tomada por la fuerza pública del gobierno estatal para darle posesión y el control de la institución a un “nuevo patronato” presidido por Horacio Magaña Martínez desde el pasado 29 de junio.

Fue la junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada del Estado de Puebla quien nombró a Horacio Magaña Martínez, de quien se conoce no es poblano.

Lo anterior tras las órdenes de aprehensión en contra de los anteriores miembros del patronato, así como de sus abogados.

Después, el 12 de julio, el nuevo patronato nombró al guerrerense Armando Ríos Piter como nuevo rector interino, por un periodo de un año.

Nuevo juicio, genera incertidumbre

Desde la mañana del viernes 16 de julio, Luis Ernesto Derbez Bautista informó que un juez restituyó al patronato original de la UDLAP y lo ratificó a él como rector.

La suspensión provisional otorgada corresponde al juzgado tercero de distrito en materia de amparo civil, pero tiene efecto sólo mientras se da un fallo definitivo en el juicio de amparo promovido por los patronos que desconoció la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada del Estado de Puebla.

Mientras el debate jurídico continúa, la operación y el control económico- administrativo sigue en manos del nuevo patronato que dirige Horacio Magaña con el rector Armando Ríos Piter, quienes han desconocido el actual juicio.

Las cuentas financieras, desde la semana pasada están en manos de Ríos Piter encargado de realizar los pagos de nómina y algunos servicios de la institución.

Pide gobernador llegar a un arreglo

Por primera vez, el gobernador Miguel Barbosa Huerta hizo un llamado entre las partes involucradas y les pidió establecer juntos una solución.

“Llamo a un arreglo; que tengan un arreglo por bien de la Fundación Mary Street Jenkins y por el bien de la Universidad de las Américas Puebla; que no se sigan escudando en el noble espíritu de la comunidad universitaria para pretender que no se sepan todos los actos ilegales que se han cometido”.

El mandatario consideró que estuvieron coludidos órganos privados, instituciones públicas y “hombres de poder” en el saqueo de más de 700 millones de dólares a la Fundación Mary Street Jenkins.

 “Ese litigio va a resolverse con sentencias seguramente muy duras, muy duras ¿de acuerdo? Y todos aquellos arrogantes que caminaron por la vida con una enorme actitud de presunción, a ver a dónde quedan”, agregó.