La extracción intensiva de agua en Juan C. Bonilla, luego de una larga sequía de 3 años y posteriores precipitaciones pluviales de hasta 85 por ciento por arriba del promedio, fueron las causas del socavón, según un estudio preliminar de investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Durante la conferencia matutina encabezada por el gobernador Luis Miguel Barbosa, la titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Beatriz Manrique Guevaraagregó que los estudios geofísicos del IPN indican que el agua del socavón no es residual, ni sulfurosa.

La funcionaria explicó también que en la zona se crearon oquedades como las que se iniciaron con el socavón por lo que se ampliará la zona de seguridad en el lugar. 


“Existen registrados y publicados 47 pozos, sin embargo, se han localizado otros más de tipo artesanal; el 80% de ellos son de uso agrícola, 15% doméstico y 5% industrial”, agregó.

En su intervención, el gobernador Miguel Barbosa Huerta especificó que el informe está en su fase uno, y que aún no concluye las investigaciones sobre el fenómeno natural debido a que otras instituciones nacionales y extranjeras participan para determinar los motivos que lo originaron.

El gobierno del estado ampliará el perímetro de seguridad para salvaguardar la integridad de la población, ante la existencia de oquedades en la zona.

Adicionalmente, realizará un monitoreo para prevenir desastres y va actualizar atlas de riesgos.

Barbosa descartó que en la zona tengan planes de desarrollo industrial e inmobiliario y agregó que van a fomentar el ordenamiento territorial para delimitar usos de suelo susceptibles.

En particular, comentó que darán seguimiento a los pozos con estudios geo-hidrológicos, agregó la titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Beatriz Manrique. 

También puso a su disposición esta página Lara el análisis de la primera parte del estudio: https://puebla.gob.mx/index.php/noticias/item/5931-proyecto-de-investigacion-geocientifica-del-ipn-sobre-las-causas-que-originaron-el-socavon-de-santa-maria-zacatepec

Barbosa Huerta informó que el gobierno de Puebla está en la disposición de pagar el terreno y la construcción de la casa de la familia afectada por el socavón. Los trabajos están a cargo de la Secretaría de Desarrollo Rural.

El titular de la Secretaría de Infraestructura, Juan Daniel Gámez Murillo, informó que a partir del lunes se iniciará el cercado en un perímetro de 25 hectáreas para seguridad de la población.

Dio a conocer que los trabajos realizados en la zona del socavón serán la instalación de módulos de malla ciclónica, calibre 13.

“Los trabajos concluirán en un periodo de 10 días y serán empleados módulos de malla ciclónica”, comentó al referir que cada módulo no tendrá un mayor peso. 

Mientras, la Secretaría de Desarrollo Rural, Ana Laura Altamirano Pérez informó que siete productores han cobrado su indemnización, pero que aún falta uno. 

Barbosa aclaró que “por ser información sensible” no podían dar a conocer quién falta, ni los montos económicos que ha destinado a cada uno para este fin.

Según dijo que mantiene contacto con la familia que perdió su casa para adquirir un predio y posteriormente su vivienda. En esta semana quedará definido el predio que será adquirido.