La investigación educativa nos puede ilustrar en qué podemos hacer para prevenir futuros efectos en el campo de la educación y de cómo apuntalar los procesos de enseñanza aprendizaje, manifestó Rodolfo Cruz Vadillo, catedrático del decanato de Artes y Humanidades de la UPAEP.

En conferencia de prensa, destacó que en el regreso post pandemia “necesitamos de profesores que no sólo sepan utilizar los recursos tecnológicos sino que inviten a la reflexión de la problemática educativa; que sean capaces no sólo de aplicar lo que dice la política educativa sino de transformar el espacio y flexibilizarlo para intentar reducir esa desigualdad educativa en México que ha aumentado de manera significativa”.

Martha Leticia Gaeta González, catedrática del decanato de Artes y Humanidades de la UPAEP, señaló que a nivel mundial fueron alrededor de mil millones de estudiantes los afectados por la pandemia.

Dijo que el rezago educativo en nuestro país ya lo veníamos arrastrando desde antes de la contingencia sanitaria y que ahora se ha acentuado con esta enseñanza en casa, en donde los padres con base en sus posibilidades están haciendo esfuerzos por apoyar a sus hijos aun cuando no tienen la formación y el tiempo para hacerlo.

Gaeta González dijo que es fundamental que los profesores además de enseñar, puedan orientar, motivar, innovar y optimizar entre muchos otros procesos y por ello, es importante apuntalar sus conocimientos en los procesos cognitivos y en los procesos actitudinales competenciales y desde luego, valorables, para que le permitan investigar y dar respuesta a las diferentes problemáticas que hay en el campo de la educación.

Por su parte, Verónica Santana Valencia, titular de la Dirección Académica de Posgrados en Investigación del decanato de Artes y Humanidades de la UPAEP, señaló que la investigación educativa es trascendental para afrontar los retos que se avecinan en la sociedad ante la realidad que se vive por la pandemia de salud.

Santana Valencia dijo que la investigación educativa nos permite contribuir al progreso y al bienestar de la sociedad, y para ello, se requiere de profesionales capacitados y competentes que distingan estas problemáticas y aborden estas realidades que se están presentando en el campo de la educación.

Asimismo, mencionó que la investigación educativa también permite desarrollar el conocimiento, mostrar una realidad educativa, aportar juicios, aportar políticas públicas y permitir que se fortalezcan los procesos y las interacciones que se dan en ese contexto.

Recordó que la UPAEP cuenta con la Maestría en Innovación y Calidad Educativa que ofrece respuestas generando conocimiento, conocimiento situado de manera organizada, sistemática y formal, para continuar y fortalecer los procesos de enseñanza aprendizaje en nuestro país.