Pese a que reconoció cierto desconocimiento respecto al tema, el presidente Andrés Manuel López Obrador comentó esta mañana que la FIFA no gozará de privilegios durante el Mundial de 2026, el cual realizarían en conjunto Estados Unidos, Canadá y por supuesto México.

Como presentamos en una edición anterior, la Federación Mexicana de Futbol es blanco de fuertes presiones provenientes de la FIFA para que interceda ante el Gobierno de López Obrador y pueda condonar o reducir los impuestos para la Copa del Mundo del 2026.

AMLO dejó claro que no habrá condonaciones ni reducciones de impuestos debido a que “cambió todo lo que es la política fiscal, sin modificar leyes, es evitando la evasión fiscal”.

“No lo hacemos con ninguna empresa. La contribuciones son las que permiten tener presupuesto, que es dinero para el desarrollo y el bienestar del pueblo. Ya no hay reducciones de impuestos, condonaciones de impuestos, ya cambió la política fiscal sin modificar leyes. Nada más evitamos la evasión”, señaló.

De igual forma, el máximo organismo del futbol mundial mantiene el dedo sobre la yugular de la Femexfut a través de sanciones debido al grito homofóbico (“¡Eeeh puto!”) que suele emitir la afición mexicana ya sea en los estadios de México o Estados Unidos.

El mandatario dejó abierta una ligera posibilidad de que las peticiones de FIFA sean escuchadas, siempre y cuando se presenten a tiempo: “Si hay algo por escrito, lo analizamos y damos respuesta, pero no tenía conocimiento de eso”. Sin embargo, cabe señalar que las propuestas anticorrupción que son sello de su Gobierno también han tenido repercusiones en el futbol mexicano.

Ejemplo de esto fue lo ocurrido en noviembre de 2019, cuando la Liga MX (entonces presidida por Enrique Bonilla) y la Unidad de inteligencia Financiera (UIF), con su titular Santiago Nieto, firmaron un convenio para blindar al balompié mexicano del lavado de dinero.

“Hoy firmamos un Convenio de Colaboración con la Secretaría de Hacienda, como muestra del compromiso que tenemos con la transparencia y como la prueba más clara de la disposición que tenemos para trabajar de la mano con las autoridades”, declaró Enrique Bonilla el 21 de noviembre de 2019.

“Se trata de que las operaciones en torno al futbol sean virtuosas, que haya transparencia, que los clubes eviten riesgos, y que la Liga y la UIF les ayuden con la investigación y el origen de sus recursos. Eso ayuda a que los jugadores no tengan incumplimientos fiscales, que equipos con méritos puedan ascender, que no pierdan su certificado, y que jugadores y directivas no pierdan sus litigios”, refirió Nieto Castillo.

Por otro lado, el portal Soy Futbol comentó lo siguiente:

“La FIFA quiere que todos sus ingresos estén exentos de impuestos. Cuando vino la candidatura para la Copa del Mundo United 2026, evidentemente nuestro país estaba gobernado por un sistema corrupto, por un sistema que lo mismo un ente estatal compraba un palco en el Estadio Azteca para su beneficio. Pero han cambiado las cosas en nuestro país”. 

“Hoy nuestro gobierno ha dicho a la FIFA: ‘tienes que pagar impuestos, no te voy exentar impuestos, no vas a hacer lo que hiciste en Brasil 2014, cuando era presidente Lula da Silva y se exentó de más de 400 millones de euros de impuestos a la FIFA”, ejemplificaron.

Foto: Captura de pantalla de YouTube