Este martes las autoridades de Moscú anunciaron que, a partir del 28 de junio, impondrán un pase sanitario antiCovid para ir a restaurantes, esto como una medida que busca frenar la propagación del coronavirus debido a la variante Delta.

El alcalde Serguéi Sobianin anunció que los habitantes de la capital de Rusia tendrán que descargar un código QR que confirme que fueron vacunados, contrajeron el Covid-19 en los últimos seis meses o que dieron negativo a un test PCR de menos de tres días.

Actualmente Moscú se enfrenta a un aumento considerable de contagios por coronavirus. Según las autoridades, este brote se debe a la variante Delta, aparecida en India, y que afecta a casi el 90% de los nuevos enfermos.

El rebrote se ha visto favorecido por una campaña de vacunación lenta, a causa de la desconfianza de los rusos, la ausencia de restricciones desde hace meses y el incumplimiento de las normas de distanciamiento y de uso de mascarilla.

Con información de El Universal.