Uno de los miembros del equipo olímpico de Uganda arrojó positivo en Covid-19 tras su llegada a Japón para participar en los Juegos Olímpicos, como notificaron las autoridades japonesas el pasado lunes, para luego enviar al deportista a unas instalaciones de cuarentena.

El atleta ugandés se trata del primer positivo en coronavirus que se detecta en los test obligatorios a los que deben someterse todos los participantes foráneos; el caso se registró apenas en el segundo equipo extranjero que aterriza en territorio nipón de cara al evento deportivo. El contagio se confirmó gracias al ministro japonés a cargo de la respuesta contra la pandemia, Yasutoshi Nishimura, en unas declaraciones que ofreció para la cadena estatal nipona NHK.

Las autoridades japonesas negaron la entrada en territorio nipón al atleta contagiado y lo enviaron directamente a unas instalaciones médicas especiales para este tipo de casos, según explicó el citado medio, que también asegura que los otros ocho integrantes del equipo ugandés serán sometidos a cuarentena en otras instalaciones para prevenir un posible contagio mayor.

La comitiva que llegó del país africano incluye a boxeadores, levantadores de pesas, nadadores y entrenadores, todos ellos llegaron al aeropuerto tokiota de Narita en la víspera, con el plan de desplazarse a Osaka para permanecer en unas instalaciones de entrenamiento antes de que inicien los Juegos Olímpicos de Tokio.

Cabe mencionar que todo el equipo ya había sido inoculado con las dos dosis de la vacuna AstraZeneca y contaban con un certificado de haber dado negativo en un test del virus durante las 72 horas previas a viajar a Japón. Además, los deportistas se sometieron a una doble prueba del virus tras su llegada a territorio japonés, en el marco de las estrictas medidas anticontagios que imponen los organizadores.

El equipo ugandés es el segundo que llega a territorio nipón para los Juegos luego del combinado australiano de softbol, el cual se encuentra en Japón desde comienzos de mes. Los organizadores eximen a los atletas extranjeros de las dos semanas obligatorias de cuarentena al llegar al país con vistas a que puedan entrenar y prepararse para los Juegos, siempre y cuando arrojen negativo en test diarios y cumplan las fuertes restricciones sobre sus actividades y desplazamientos.

Los Juegos de Tokio, que arrancarán el próximo 23 de julio, se celebrarán en un formato "burbuja" y no contarán con visitantes extranjeros por decisión de las autoridades de Japón.

No obstante, los organizadores tienen previsto decidir el lunes si se admitirá o no a espectadores locales en las gradas de los Juegos, después de que el Gobierno estableciera el permiso para un tope de 10 mil personas en las competiciones domésticas y rebajara levemente las restricciones aplicadas bajo el estado de emergencia por coronavirus.

Foto: Ilustrativa