El Instituto Electoral del Estado (IEE) comenzará con la extinción del partido político local Compromiso por Puebla (CPP), por no rebasar el 3 por ciento de la votación el pasado 6 de junio.

Los bienes muebles e inmuebles del partido adquiridos con financiamiento público pasarán a ser propiedad del Estado una vez que se dicte la desaparición definitiva.

El Consejo General IEE comenzará el miércoles con el proceso de liquidación de esta fuerza política, que obtuvo el registro el 26 de junio de 2012.

Nueve años después de nacer comenzará su disolución por conducto de la Comisión de Fiscalización que encabeza el consejero José Luis Martínez López.

De acuerdo con el cómputo final de la elección, el partido que dirige Laura Escobar Juárez solo obtuvo 37 mil 460 votos, equivalentes al 1.5 por ciento de la votación válida emitida el 6 de junio.

La cifra representa apenas la mitad de los 75 mil 7 votos que por lo menos se necesitaban para conservar el registro.

Desde su creación CPP fue aliado del poder, específicamente del exgobernador Rafael Moreno Valle, por lo cual fue considerado “satélite” del PAN.

Tras la muerte del exmandatario y su esposa Martha Erika Alonso Hidalgo en 2018, el partido se acercó a Morena y en esta elección formaron candidaturas comunes para presidencias municipales y diputaciones locales, sin embargo, al mismo tiempo se alió con PAN, PRI y PRD en Puebla capital, para postular al ahora alcalde electo Eduardo Rivera Pérez.

Inicia liquidación 

De acuerdo con el artículo 70 del Código de Instituciones y Procesos Electorales del Estado (CIPEP), una vez que el IEE declare la extinción del partido, este deberá entregar en un plazo de 10 días un inventario de los bienes que adquirió con el financiamiento público que recibió.

Posteriormente, dentro de los 30 días siguientes  a la pérdida de registro, deberá entregar al IEE cada uno de los bienes enlistados en el inventario.

El artículo 70 Bis además advierte: “sin perjuicio de lo anterior, los partidos que hayan perdido su registro seguirán sujetos a la fiscalización que realice la autoridad electoral respecto de los recursos utilizados en el último proceso electoral en el que hubieren participado. Asimismo, la pérdida del registro no exime a dichos partidos políticos de las responsabilidades en que hayan incurrido con motivo del ejercicio de sus derechos y prerrogativas, ni a sus dirigentes hasta la conclusión de los procedimientos respectivos y de liquidación de su patrimonio”.

Se debe recordar que aunque el IEE declare la desaparición de CPP el partido aún puede recurrir a los tribunales electorales para defender su registro.