A raíz de la pandemia varias empresas en Puebla declararon ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) números rojos e imposibilitados para pagar utilidades a sus trabajadores, por lo que algunas optaron por pagar bonos, como apoyo para sus empleados.

Constantino Sánchez Díaz, dirigente de la Confederación Sindical Republicana (CSR), indicó que de las 90 empresas donde tienen contratos colectivos de trabajo, solamente dos empresas recurrieron a esta práctica.

"Tuvimos el caso de dos empresas que, de acuerdo su declaración, no hubo utilidades pero pudieron pagar un bono en reconocimiento al trabajo de los compañeros, pero de las demás ya pagaron sus utilidades y algunas adelantadas, entre finales de abril y principios de mayo", explicó.

Señaló que está situación beneficia a entre 25 y 30 mil trabajadores, los cuales recibieron diferentes montos por concepto de utilidades y aunque el dirigente sindical explicó que los montos son variables, muchos de ellos si recibieron menos dinero que en años anteriores.

"Hablamos de 90 empresas que representamos y aproximadamente estamos hablamos de 25 a 30 mil trabajadores beneficiados (…) no podría mencionar una cantidad ya que es muy variable y cada empresa es diferente en cuanto al monto", detalló.

El dirigente de la Federación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (FROC), René Sánchez Juárez, indicó que se cumplió con el protocolo que establece la Ley Federal del Trabajo al conformar las comisiones de Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU), así como como de publicar los resultados en cada una de las empresas.

"Hubo empresas que tuvieron números positivos importantes, pero también hubo un número importante de empresas que presentaron sus carátulas en cero y con esas empresas lo que estamos haciendo es negociar un bono para que los trabajadores no se vayan con las manos vacías", señaló el dirigente.

Sánchez Juárez recordó que este año es el último en el que funciona el esquema actual y, el próximo año, entrará en vigor la nueva ley en materia de reparto de utilidades, por lo que esperan que se aplique como están planeado, a fin de favorecer a los trabajadores.

En su caso, señaló que de las 300 empresas que agremian, un 60 por ciento de ellas no cumplió con el reparto de utilidades en la forma tradicional, por lo que se entregaron bonos de reconocimiento, que fueron de los 1 mil a 3 mil pesos, mientras que en al menos 120 empresas no hubo problemas para cubrir esta prestación en donde las empresas repartieron cantidades de 5 mil hasta 50 mil pesos, beneficiando a 60 mil trabajadores.