Aunque el PRD no ganó ninguna diputación ni tendrá plurinominales en el Congreso de Puebla, el dirigente estatal Carlos Martínez Amador defendió que el objetivo principal era sobrevivir y frenar a Morena. 

En rueda de prensa reconoció este viernes que el partido sufrió una derrota fuerte en los distritos, pero se dijo seguro de que podrá levantarse.

“Lo importante era sobrevivir, la realidad es que podrán decir: oye, pero estás sangrando de la nariz, traes un ojo morado. Pues sí, pero estamos vivos; estamos vivos y vamos a sanar”, argumentó.

Aunque el número de votos disminuyó drásticamente con respecto a otras elecciones, el exdiputado local señaló que, visto desde el porcentaje, la cifra se mantuvo.

Descarta que la derrota en distritos sea un efecto de la extinción del morenovallismo, grupo político que impulsó al partido en las elecciones anteriores.

A pesar de que el PRD se alió con PRI y PAN en candidaturas comunes y en la coalición Va por Puebla, solo obtuvo 62 mil 29 sufragios, que solo representaron el 2.5 por ciento del total de la votación, por lo que no le alcanzó para tener al menos una diputación local plurinominal.

Para diputaciones federales compitió en cuatro distritos: Huauchinango, San Martín Texmelucan, Atlixco y Ajalpan, pero no ganó ninguno.

Lo mismo para diputaciones locales, ya que el partido postuló en Huejotzingo; Amozoc; el distrito 19 de Puebla capital y el 25 de Tehuacán, pero en todos perdió.

Martínez Amador destacó que ganaron más alcaldías que en 2018, ya que el sol azteca pasó de 9 a 15, entre las que destacan Coronango, Acatlán de Osorio y Juan C. Bonilla.

Exigen reconocer triunfo en Coronango

En la rueda de prensa el dirigente estuvo acompañado del candidato electo en Coronango, Gerardo Sánchez Aguilar, para exigir que sea reconocido su triunfo por el alcalde que buscaba la reelección, Antonio Teutli Cuatle.

Ambos demandaron al edil de Morena que reconozca su derrota y abandone su pretensión de impugnar en tribunales.

Además denunciaron que sigue la investigación por la compra de votos que se registró el día de la elección y por la cual fueron detenidas dos personas, entre ellas una funcionaria del DIF municipal.

El abogado del candidato detalló que las dos personas siguen detenidas en busca de fincar responsabilidades, pues sentenció que no actuaron solas y muy probablemente el dinero que se les encontró eran del ayuntamiento que encabeza Teutli Cuautle.